¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Existe una batería que funciona ¡con saliva!

Ser baboso nunca había sido tan funcional

Nuestro cuerpo siempre tendrá algo con qué sorprendernos y esta vez, los babosos serán los más felices, pues ya existe una batería de energía bacteriana que se activa con saliva.

Investigadores de la Universidad de Binghamton, en Nueva York, desarrollaron una nueva generación de pilas microbianas que logran crear corrientes eléctricas a través de bacterias.


Estas baterías microbianas, también conocidas como MFC, tienen células exoelectrogénicas, que son microorganismos que son capaces de transferir electrones por fuera de sí mismos, están inactivas y liofilizadas, pero se activan y comienzan a generar energía en cuestión de minutos con tan solo añadir un poco de saliva.

Diagrama de la pila de papel que se activa con saliva

Uno de los creadores de este innovador artefacto, Seokheun Choi, profesor asistente de Ciencias Eléctricas y Computarizadas de Binghamton, ha trabajado durante cinco años en la producción de fuentes de micro energía

Seokheun Choi, profesor asistente de Ciencias Eléctricas y Computarizadas de Binghamton

Junto a su asistente de investigación Maedeh Mohammadifar, lograron crear una pila microbiana (MFC) de alto rendimiento contenida en un papel. Actualmente, existen pilas de papel que son desechables, y estos investigadores lograron producir energía confiable en una de estas pilas, con una sola gota de saliva.

Así como lo leíste, estas nuevas baterías funcionan con un poco de tu “baba”,

La ventaja de una pila que se activa con saliva, comienza con el hecho de que la sustancia está disponible inmediatamente en tu cuerpo (a menos que como buen erizo traigas una seca pesada), pero también le agrega un gran valor que la tecnología de liofilización permite el almacenamiento duradero de la pila sin que esta pierda sus propiedades o se degrade.
Seokheun Choi explicó en un comunicado sobre el invento:

“La generación de micro energía a pedido es particularmente necesaria en aplicaciones de diagnósticos en situaciones dentro de países en vías de desarrollo.
Normalmente, esas aplicaciones sólo requieren niveles de energía de unas decenas de microvatios, durante algunos minutos, pero las baterías comerciales u otras tecnologías de recolección energética resultan my costosas o sobre calificadas”,

El profesor Seokheun Choi mostrando su invento

El sitio Advanced Materials Technologies fue el medio encargado de dar a conocer las investigaciones del equipo de Seokheun Choi.

“En este momento, nuestra densidad de energía es de unos cuantos microvatios por centímetro cuadrado, sin embargo, 16 pilas microbianas conectadas en serie sobre una hoja de papel generaron suficientes valores de corriente eléctrica y voltaje para activar un diodo emisor de luz (LED)

El paso que determinará a estos científicos el uso de esta batería en el mundo real  es mejorar la densidad de energía, logrando generar más vataje por centímetro cuadrado, pues ya lograron juntar suficiente energía como para encender un LED, pero este invento necesita mejorías para reforzar la cantidad de energía que utilicen otros aparatos para funcionar, pues se requieren cientos de milivatios para que eso suceda.

Ya puedes babear a gusto, pues al parecer, ser baboso ya sirve de algo.

[Vía: heraldscotland.com]