¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Está “lloviendo” iguanas congeladas en Florida

La realidad tiene maneras insospechadas de superar a la ficción, aunque muchas veces sea de formas en que a nadie le importa realmente. ¿Se imaginan que llovieran tiburones con rayos láser...

La realidad tiene maneras insospechadas de superar a la ficción, aunque muchas veces sea de formas en que a nadie le importa realmente. ¿Se imaginan que llovieran tiburones con rayos láser montados en la cabeza? Eso sería de preocuparse. Pero, ¿una llovizna de iguanas congeladas? Mh, no tanto, pero eso está pasando en Florida.

Esto tiene una perfecta y no esotérica explicación, así que no se espanten. Como bien saben si tienen dos dedos de frente, las iguanas son reptiles y como buenos reptiles son ectotermios, es decir, lo que vulgarmente solemos conocer como de “sangre fría”: dependen de fuentes externas de radiación para calentar su cuerpo y activar su metabolismo.

Sin embargo, cuando la temperatura ambiental cae debajo de los 10 grados centígrados, estos reptiles guapos empiezan a reducir su actividad, al grado de aturdirse por el frío y parecer “congeladas”.

Como viven en árboles, al quedar congeladas caen el piso, llenando las calles de iguanas que, en el mejor de los casos, asustan a un pobre mortal que iba pasando por ahí.

No se preocupen, las guapas no caen muertas, y mientras la temperatura no descienda aún más drásticamente, tampoco van a morir. Usualmente basta con dejarlas al sol (así, como borrachos insolados de banqueta) un rato para se vuelvan a activar.

 

Vía Buzzfeed