5 tesoros escondidos en el Centro Histórico de CDMX
Acerca | Políticas de privacidad | Términos y condiciones Conecta con nosotros

5 tesoros escondidos en el Centro Histórico de CDMX

erizos.mx-erizo-erizos-ciudad-mexico-centro-historico-cdmx

Hoy aprendí

5 tesoros escondidos en el Centro Histórico de CDMX

Erizos en el Centro Historico de la Ciudad de México

5 tesoros escondidos en el Centro Histórico de CDMX

Ya tienen plan para este fin de semana.

¿Te gusta pasear por las calles de la Ciudad de México? Si la respuesta es sí te tenemos el siguiente reto: encuentra los siguientes tesoros escondidos:

Los restos de las escalinatas del Templo de Tezcatlipoca

El gran Tezcatlipoca, el espejo humeante, el origen del poder y la felicidad, el amparo y la perdición de los seres humanos, el que da y quita la riqueza, el protector de los esclavos, omnipresente, oscuro, misterioso, fuerte e invisible.

Esta poderosa divinidad tenía su templo a un costado de donde ahora está el Palacio Nacional, en la calle de Moneda (esta calle se llama así porque en la Colonia estaba la Casa de Moneda ahí, lugar en donde se acuñaban las monedas que circulaban por toda la Nueva España).

Casi enfrente del Museo de la Culturas (antigua Casa de Moneda) está el Ex Palacio del Arzobispado. Ese edificio histórico, que ahora es propiedad de la Secretaría de Hacienda, es ahora un museo dedicado al arte religioso colonial. Pero si te fijas en la esquina de este museo, encontrarás los restos de las escalinatas que conducían a lo alto del Templo de Tezcatlipoca, uno de los dioses más importantes de los mexicanos antiguos.

templo-tezcatlipoca

Escalinatas del templo

Cabeza de serpiente

Una esquina que seguramente sí has visto es la que se encuentra entre las actuales calles José María Pino Suárez y República de El Salvador. Justo ahí se encuentra la espectacular cabeza de una serpiente finamente tallada en basalto que se realizó en la antigüedad mexicana. La pieza fue reutilizada para ser utilizada como elemento decorativo del Palacio de los Condes de Calimaya durante la época colonial.

serpiente-museo-ciudad

Serpiente en la esquina del Museo de la Ciudad.

Ahora la casa pertenece al Museo de la Ciudad.

Esta serpiente es una huella de la grandiosidad de la antigua Tenochtitlán.

Placa conmemorativa de la Piedra del Sol

La Piedra del Sol o Calendario Azteca fue encontrada en la zona en la que ahora están el Palacio Nacional y los edificios dobles del Gobierno de la capital. Cuando fue encontrada, el entonces arzobispo de la ciudad mandó a pedir al Virrey que la pieza luciera en los torreones de la recién erigida Catedral Metropolitana. Y ahí estuvo el rostro del dios Tonatiuh, hasta que a finales del siglo XIX, por mandato del presidente Porfirio Díaz, la pieza se trasladó al Museo Nacional para ser una de sus obras principales.

placa-piedra-sol-catedral

Lado poniente de la Catedral Metropolitana.

Pero todavía queda huella de su antiguo lugar, en el recinto más importante del catolicismo mexicano. Si vas a la Catedral podrás encontrar una placa en la torre Poniente en donde se guarda registro del antiguo lugar en donde el imponente dios sol estuvo.

La placa de los restos de Hernán Cortés

Cuando vayas a buscar la serpiente en el Museo de la Ciudad, si cruzas a la contra-esquina, encontrarás la parte posterior de la Iglesia y hospital de Jesús.

Esa fue una de las primeras instituciones mandadas a fundar y levantar por el mismísimo Cortés, después de terminar la invasión de Tenochtitlán.

Si vas al Presbiterio (del lado izquierdo), en lo alto de una pared se encuentra una placa metálica que constata que, durante una buena parte de la Colonia, los restos de Cortés estuvieron en ese lugar.

placa-cortes

Placa de los restos de Cortés.

El templo de Ehécatl (dios del viento)

Cuando se estaba construyendo la línea 2 del Metro, entre 1968 y 1979) un equipo de arqueólogos encontraron un templo del México antiguo. Si paseas por la estación Pino Suárez podrás verla (de hecho, es el símbolo de la estación). Este templo estaba dedicado al dios del viento Ehécatl. El adoratorio es circular pues evoca el movimiento del viento antes de las lluvias.

pino-suarez-templo-estacion-metro-simbolo-ehecatl

Templo de Ehécatl.

Continuar leyendo
Tal vez puede gustarte…
Arriba