Así se ve en cámara lenta la picadura de un escorpión

Un estudio ha coronado al escorpión amarillo palestino como el que tiene el ataque más efectivo. Para demostrarlo lo grabaron en cámara lenta.

Uno de nuestros grandes temores cotidianos es meter el pie en un zapato y ser picado por un alacrán. Ahora imagínate cómo sería la picadura de un escorpión.

Este pequeño arácnido puede sacudir su aguijón a una velocidad de 21 pulgadas por segundo. Así que decidieron llevar a cabo un estudio para ver qué escorpión tiene la movida más letal.

Para dejarnos petrificados, una investigación liderada por el biólogo evolutivo Arie van der Meijden de la Universidad de Oporto ha filmado el momento de ataque de diferentes tipos de escorpión. Para lograrlo, usó cámaras de alta velocidad (500 fotogramas por segundo).

Montaron una plataforma con espejos y pusieron los animales al centro. Los provocaron y esperaron a que atacaran. Midieron aceleración y/o velocidad. Descubrieron que había dos formas de ataque: abierto y cerrado. Los primeros son “rápidos y precisos”.

Los resultados fueron publicados en la revista Funcional Ecology. Ahí explican cómo es que cada especie tiene diferentes formas de defensa.

Ahí abundan en que los golpes abiertos son más efectivos ya que recorren más distancia. Esto permite que el aguijón alcance rápidamente a sus víctimas. La ventaja de los golpes cortos es que la cola regresa a su sitio más rápido y está lista para un nuevo ataque.

Después de medir diferentes características, el escorpión ganador resultó ser el amarillo palestino. Su picadura alcanza una velocidad de 150 cm por segundo. Este lleva el aguijón en su cabeza y permanece ahí de manera vertical, listo para un segundo ataque. Su veneno puede ser mortal para niños y ancianos.

Con este estudio quieren explicar cuál es la necesidad de este tipo de ataques. Una teoría es que necesitan diferentes ataques para diferentes depredadores.

Vía: AFP