Este es el extrañísimo monstruo de Tully y quién sabe qué sea

Parece, pero no, no es el mismísimo diablo...

Esto no es ni una broma ni una fake news, el monstruo de Tully existió y fue una cosa. Ya sabemos lo que están pensando; muchas cosas son cosas. Y sí, decir que una cosa es una cosa es no decir nada, pero, desafortunadamente, ni nosotros ni la ciencia tenemos una mejor forma para describir a esta extraña… cosa.

 

Yo soy el monstruo de Tully y esta es mi historia

Guapura prehistórica.

 

El monstruo de Tully, o Tullimonstrum gregarium, vivió hace unos 300 millones de años en las costas este de Estados Unidos. Perteneció al extinto género de los Tullimonstrum. No hay que hablar latín para saber que todo el género lleva el mismo nombre que la única especie conocida. Los primeros fósiles fueron hallados en la década de los 50. Aunque sólo se encuentran en los sedimentos del río Mazon, hemos encontrado centenares de fósiles.

 

Pero ni con tantos espécimenes para estudiar, los investigadores se ponen de acuerdo en su clasificación. Sabemos que tenían cuerpos suaves, aletas como sepias, ojos como de cangrejo y una ¿”pinza-boca”? El cuerpo es una mezcla entre un molusco, un artrópodo, un gusano y una lamprea, además de un poquito de unicornio, alfombra mágica y una pesadilla.

 

Ser o no ser… algo

El año pasado algunos investigadores finalmente clasificaron al monstruo de Tully como un vertebrado, pero el sueño duró poco. Observando detenidamente los ojos del T. gregarium, los científicos descubrieron que son estructuras demasiado sencillas para pertenecer a un vertebrado.

 

Mejor suerte para los próxima, hermoso monstruo extinto. Aunque los científicos no tengan ni idea, lo importante es que en tu corazón sepas lo que eres; el monstruo marino de nuestros sueños.

 

 

 

Via Science Alert