Bill Kochevar es el primer hombre con parálisis en comer con ayuda de implantes cerebrales

Un hombre con parálisis pudo comer y beber por sí mismo luego de que científicos lograran conectar su cerebro a electrodos en uno de sus brazos.

Sin ayuda de nadie, un hombre con parálisis ha logrado alimentarse a sí mismo. Todo gracias a la ayuda de implantes cerebrales.

Bill Kochevar participaba en una carrera, sobre una bicicleta cuando chocó contra una camioneta. El accidente lo dejó con parálisis. Hasta hace poco, necesitaba de ayuda para realizar cualquier cosa.

No fue sino hasta que científicos de la Universidad de Case Western Reserve en Cleveland, Ohio, encontraron una posible respuesta. Le colocaron sensores en la zona motora de la corteza cerebral. Esta área está encargada de la movilidad de las manos.

En uno de los brazos y una de sus manos le colocaron 36 electrodos para estimular los músculos con ligeros impulsos eléctricos.

Para traducir las señales que enviaba el cerebro y enviarlas a los electrodos, utilizaron un descodificador. El resultado fue un éxito. Kochevar logró alimentarse a sí mismo por primera vez después del accidente.

Estas investigaciones aún están en etapas muy tempranas, pero los investigadores se muestran optimistas. Bolo Ajiboye, uno de los científicos que hizo posible esta proeza asumió que aún falta perfeccionar esta tecnología. Aún así, poco a poco se ve una posible solución para las personas que sufren este problema.

Bill es la primera persona que logra recuperar la movilidad.

Vía: ABC