Velaba a su esposa solo y sin flores; se viraliza y la gente fue a acompañarlo

En la foto se ve una habitación de colores apagados, un féretro sencillo sin ni una flor que lo adorne y varias sillas negras vacías, fuera de la que ocupa...

En la foto se ve una habitación de colores apagados, un féretro sencillo sin ni una flor que lo adorne y varias sillas negras vacías, fuera de la que ocupa don Ramón.

Después de 40 años de matrimonio, don Ramón se despidió de su esposa, María Asunción Esparza Martínez. Además de su único hijo, de 33 años y con discapacidad mental, este hombre no tiene a nadie, ni dinero para hacerse más pasable el rato con un pan dulce.

Sin embargo, lo deslavado de la imagen no le fue indiferente a la usuaria de Facebook que la compartió y al resto de los usuarios que la difundieron. La imagen empezó a circular y a tocar la fibras más sensibles de los habitantes de Saltillo, Coahuila, quienes fueron al auxilio de don Ramón y su hijo.

Los primeros en llegar fueron miembros de la Policía Municipal, quienes llevaron comida y flores. Poco a poco más saltillenses se congregaron para acompañar a don Ramón y a su hijo en su luto, llevarle flores a doña María y eventualmente acompañarlos a la misa.

La señora Esparza Martínez será enterrada en el rancho El Tunal, lugar de donde es originaria.

 

Vía Zocalo