Otro oso diplomático de Trump: La primera dama de Polonia lo dejó con la mano extendida

No es que disfrutemos enormemente ver a otros fracasar en la vida, peeeeeero cada que Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, mete la pata, hay un no sé qué...

No es que disfrutemos enormemente ver a otros fracasar en la vida, peeeeeero cada que Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, mete la pata, hay un no sé qué que qué se yo que da brincos de dicha en nuestro corazón. Afortunadamente, el señor presidente de los Estados Unidos es bien tosquito de modos y nos da material de sobra.

 

¡Olé!

En esta ocasión, al mandatario de Estados Unidos le ignoraron su infame saludo y lo dejaron con la mano extendida. ¿Quién fue la hermosa alma que dejó con tan mal sabor de boca a Trump? La primera dama de Polonia, Agata Kornhauser-Duda, esposa de Andrzej Duda, presidente de… Polonia (¡duh!).

 

Obviamente muchos cibernautas atribuyeron el gesto a una suerte de vendetta de la primera dama contra las majaderías de Trump. ¿Se acuerdan cuando le negó un apretón de manos a la canciller de Alemania, Angela Merkel? ¿O cuando empujó al primer ministro de Montenegro? ¿O cuando simplemente tiene que medirse el pene con todo lo que tenga al alcance de su brazo?

 

Otros aseguraron que fue un desliz, un despiste de la primera dama. Sin embargo, lo que nosotros encontramos [en Reddit, y Reddit nunca miente], es que Trump ignoró [relativo a “ignorante”] la etiqueta polaca de saludarse primero hombres con hombres, mujeres con mujeres y luego mezclar.

Sí, en Polonia los hombres saludan a los hombres y las mujeres saludan a las mujeres primero.

 

Sea como sea, Agata Kornhauser-Duda se ganó todos nuestros Internets hoy.

 

Gracias primera dama de Polonia, gracias por tan hermoso momento.