Patty Jenkins respondió a James Cameron y sus comentarios contra Mujer Maravilla

Mujer Maravilla ha sido un fenómeno hermoso por dos razones principales: le dio una bocanada de aire fresco y de calidad al DCEU y ha sido el blockbuster de acción...

Mujer Maravilla ha sido un fenómeno hermoso por dos razones principales: le dio una bocanada de aire fresco y de calidad al DCEU y ha sido el blockbuster de acción protagonizado Y dirigido por una mujer, Gal Gadot y Patty Jenkins, respectivamente, más exitoso de la historia. Sin embargo, para James Cameron es un paso atrás (todo fanboy de Marvel…).

 

James Cameron dijo…

Al legendario y obsesivo director de Terminator, Titanic, Aliens y Avatar le pareció que la Mujer Maravilla de Gal Gadot es un ícono objetificado más de la maquinaria hollywoodense, o por lo menos así lo dijo en entrevista con The Guardian:

Todas las palmaditas en la espalda autocomplacientes que Hollywood se ha estado dando por Mujer Maravilla han estado tan mal dirigidas. Ella [la Mujer Maravilla] es un ícono objetificado, y ¡es solo Hoolywood masculino haciendo la misma cosa de siempre! No estoy diciendo que no me gustó la película, pero, para mí, es un paso atrás.

Entonces aprovechó para echarse flores (y bien merecidas, porque Sarah Connor efectivamente es una pateatraseros):

Sarah Connor no fue un ícono de belleza. Ella era fuerte, era problemática, era una madre terrible y se ganó el respeto de la audiencia por su pateatraserosidad. Para mí [el beneficio de personajes como Sarah] es tan obvio. Digo, ¡la mitad de la audiencia son mujeres!

 

Patty Jenkins le contestó…

Por su lado, la ganadora del Oscar como mejor directora utilizó su cuenta en Twitter para responder a las atinadas observaciones de Cameron:

La inhabilidad de James Cameron para entender lo que Mujer Maravilla es, o lo que representa, para mujeres de todo el mundo no es sorprendente, pues, aunque es un gran director, él no es una mujer. Las mujeres fuertes son geniales. Sus elogios hacia mi película Monster y nuestro retrato de una mujer fuerte pero dañada son muy apreciados. Pero si las mujeres tienen que siempre ser duras, rudas y problemáticas para ser fuertes, y no somos libres de ser multidimensionales o celebrar a un ícono para todas las mujeres porque es atractiva y cariñosa, entonces no hemos avanzado mucho. Creo que las mujeres pueden y deben ser TODO, al igual que los protagonistas masculinos son. No hay un tipo correcto o incorrecto de mujer poderosa. Y la audiencia masiva de mujeres que hicieron de esta película el éxito que es, seguro pueden elegir y juzgar sus propios íconos del progreso.

 

Cameron tiene un punto; Diana Prince es un estandarte de virtudes (entre ellas la belleza, que es un arma de doble filo cuando se usa para violentar a aquellos que están fuera del canon). Pero Jenkins tiene otro punto más fuerte; ¿y qué? No es malo ser atractiva y cariñosa, pero SÍ es malo ser obligada a ser atractiva y cariñosa. El quid del asunto es la libertad de elección y la multiplicidad de representaciones.

 

Ulteriormente, el logro de Mujer Maravilla, además de ser una buena película del DCEU, fue haberle dado a un público masivo (que incluye innumerables niñas) el arquetipo de héroe en forma de heroína y demostrar que las películas sobre mujeres hechas por mujeres sí venden.

 

 

 

Vía The Guardian