Jazz Egger, la hermosa reina del Tinder

Si tú te crees mucho porque has logrado muchos matches en Tinder, te decimos que eres un novato. Y es que dentro de su enorme base de datos, hay una...

Si tú te crees mucho porque has logrado muchos matches en Tinder, te decimos que eres un novato. Y es que dentro de su enorme base de datos, hay una que se destaca por encima de los demás: Jazz Egger.

Esta modelo y periodista musical de origen británico, tiene 19 años de edad y hasta hace poco desconocía su enorme popularidad en la famosa aplicación hasta que una amiga suya le preguntó: “¿Cómo hiciste para conseguir tantos matches?”.

Fue en ese momento que Jazz se dio cuenta de que contaba con más de 5.400 pretendientes.

Sin embargo, a pesar de los miles de apuntados con esta guapa chica, ella aún permanece soltera, pues en sus poco más de 20 citas concretadas, aún no logra encontrar el hombre “perfecto”.

Pero también es demasiado exigente a la hora de responder los mensajes: “Lo siento, pero esto se me fue de las manos. No puedo seguir contestando a todo el mundo. Solo lo hago si tu mensaje es súper interesante. Espero que lo entiendas”, expresó la hermosa jovencita.

Jazz, quién supera los 25 mil seguidores en su cuenta personal de Instagram ha comentado que su sorprendente éxito en Tinder, más allá de su belleza, se debe a su trabajo como modelo, el cual le permite viajar por distintas ciudades.

Cada vez que aterriza en un nuevo sitio, actualiza su localización en Tinder y, entonces, los perfiles de hombres se renuevan.

La chica asegura que ha recibido propuestas muy variadas a través de la aplicación. Ha coincidido con músicos, actores y youtubers populares y en varias ocasiones, por ejemplo, esto le ha ayudado en su carrera profesional.

Una vez, un diseñador que le había dado super-like a su perfil, le ofreció ser la cara de su próxima colección de moda.

Entre las experiencias más curiosas que relató, destacó una invitación que le hizo un millonario de Grecia a pasar una semana en un yate, con todos los gastos pagados, incluido viaje de ida y vuelta.

“Se ofreció a pagar todo para tener una oportunidad conmigo. Por supuesto que rechacé esa oferta”, dijo.

 

La más estrambótica, sin embargo, se la dio un hombre cuya madre había fallecido a las pocas horas: “Una de las experiencias más locas de Tinder probablemente tuvo lugar cuando un tipo me pidió que fuera a un funeral con él porque quería que conociera a su madre muerta. Fue una situación muy paralizante. Realmente no supe cómo lidiar con eso”.

Y pensar que muchos con solo 5 likes somos felices, aunque solo sean de las tías y de la abuelita.

Vía: Infobae