Una fiesta de primera luna para celebrar la llegada del periodo

El periodo menstrual es todo un suceso en la vida de las mujeres, y cuando llega el momento de darle la bienvenida, no sabes realmente qué hacer. Cuando eres niña...

El periodo menstrual es todo un suceso en la vida de las mujeres, y cuando llega el momento de darle la bienvenida, no sabes realmente qué hacer.

Cuando eres niña no sabes qué pasará, pero en la familia, en la escuela, en los libros y hasta en la tele te advierten que toda las mujeres, lo hayamos pedido o no, nos enfrentaremos a ese sangriento momento, y aunque eso signifique un paso hacia la madurez, la verdad es que no a todas nos emociona por igual.

De hecho, podríamos decir que a nadie le emociona, porque si, es padre saber que pasas de ser una niña a ser una mujer lista para procrear pero, ¿de verdad es necesaria tanta sangre?

Si ya estás grande y llevas años viviendo esos días de “regla”, no hay mucho que podamos contarte que no sepas ya por experiencia propia, pero ¿recuerdas cómo fue tu experiencia la primera vez?

Puede que hayas sido la primera en recibir al mal llamado “Andrés”, porque viene cada mes, ese pésimo chiste de tío borracho que hemos escuchado hasta el cansancio y seguramente lo seguiremos escuchando hasta que nos deje de salir sangre de la vagina; Tal vez no fuiste la primera de tu grupito de amigas en tener su periodo menstrual, y eso te desesperaba, te hacía sentir más chiquita que las demás y tal vez hasta pensaste que nunca te iba a llegar y jamás serías una mujer madura, y si ese fue tu caso, te dará mucha risa este comercial.

https://www.facebook.com/mamacinica/videos/1381068275300777/

HelloFlo es una compañía que se dio a la tarea de hacer paquetes que tuvieran todo lo que las mujeres necesitan tener a la mano para estar a salvo de accidentes, manchas y malos humores durante los días de menstruación, y aunque suene a exageración, la verdad es que siempre se agradece que haya soluciones como ésta, que hacen menos incómodo y pesado el periodo menstrual.

Porque si, qué padre tener la certeza de poder procrear, pero, ¿de verdad tenía que ser tan violento visualmente? Tal vez la idea de glitter en la menstrución sí lo haría un poco menos indeseable.