¿Te gusta tu helado perfectamente frío? Este life hack es para ti

Dos cosas son ciertas en este mundo: todos vamos a morir, y el helado es lo mejor. Lamentablemente no vivimos en un apocalíptico invierno nuclear y en cuanto la existencia del helado es enfrentada con la del mundo exterior empieza su lenta y segura ruina; el helado se derrite.

 

La belleza es una función entre la forma y la temperatura

Habrá muchas personas que de hecho disfruta enormemente cuando la textura de un dulce dulce helado empieza a devenir en una suave crema del amor. Sin embargo, para muchos esto es un oprobio y en sus corazones lo único que desean, fuera de incontables riquezas y exuberantes amantes, es mantener a su helado en prístina forma. O por lo menos hasta que terminen de devorarlo, sin prisas, sin ensuciarse.

 

Pues un tuitero de nombre Donald Li (siempre tan ocurrentes esos tuiteros), encontró una solución al problema del “siempre frío helado”. Una solución tan básica y pedestre que podría rallar en la genialidad (cosa que no hace). Aún así, su ocurrencia ha sido considerada digna no solo de admiración sino de más de 13 mil retuits.

 

Contemplen el “ponle hielo a un termo y mete tu envase de helado ahí”:

 

Como bien saben, la ciencia detrás de un termo es que obstaculiza la transmisión de calor entre el mundo exterior y lo que contiene. Lo caliente no pierde calor y se mantiene caliente, y lo frío no absorbe calor y se mantiene frío. Los hielos son solo un bonus y no son indispensables.

 

¿Les cambió la vida? ¿Se sienten estafados y enfurecidos por los minutos de la vida que les robamos? Sean sinceros, de todas formas ese tiempo lo iban a desperdiciar. Así que háganse un favor y vayan a comer un helado.