Anaya hace cosas cotidianas... Internet se lo come vivo
Acerca | Políticas de privacidad | Términos y condiciones Conecta con nosotros

Anaya hace cosas cotidianas… Internet se lo come vivo

Internet se mofó de Ricardo Anaya por una foto en redes sociales

El mame

Anaya hace cosas cotidianas… Internet se lo come vivo

Anaya hace cosas cotidianas… Internet se lo come vivo

Seamos honestos: se vienen tiempos cerdos, y lo que no tengan de cerdos lo tendrán de ridículos (NANANANA). Durante campañas electorales, no hay movimiento inocente ni acción sin intención… a menos de que seas el siempre blanco y puro Ricardo Anaya, presidente supremo del PAN y –por el momento– único precandidato del PAN.

¡Ah! ¡Tanta frescura quema como Vick Vaporub alrededor de una gripienta y descarapelada nariz.

¡Miren no’más! Qué ejemplo de padre de familia católico guadalupano trabajador:

“Hoy muy temprano llevé a Mateo al colegio.” dice su tuit que efectivamente fue publicada muy temprano, más temprano de lo que debería ser legal despertar a un niño.

Mochila firmemente en su manita, mirada fijada en la inevitable capitalización de la relación con su padre y en las ansiedades de ser una criatura a punto de quedar a la merced del escrutinio público de las redes sociales, Mateo le regaló a la cámara una sombra de la sonrisa de su padre. Nosotros sentimos tu dolor, no es tu culpa Mateo, cuando seas mayor sabrás perdonar a tu padre.

Naturalmente, tan excitante escena de cotidianidad de la típica familia mexicana clasemediera no pasó por alto:

Por lo que nosotros, unos intelectuales, y cualquiera con 2 gramos de criterio nos preguntamos:

Pero solo los más sagaces y colmilludos queremos leer de más en tan inocente escena, en tan benévola foto. Pero como en todas las historias del bien contra el mal, hay paladines del orden y el progreso que niegan que haya hilo negro y solo ven un bello retrato familiar:

Sin embargo, un grupo de chairos revoltosos aprovecharon la tuit para capitalizar su propio discurso anarco (o sea, fueron panistas enojados con Anaya) y a modo de mofa (o sea, para chingar) crearon el hashtag #HazañasdeRicardoAnaya.

Queriendo apocar a Anaya y sus dotes parentales, los anarcousuarios utilizaron el #HazañasdeRicardoAnaya para compartir detalles poco relevantes para la dignidad nacional en sus propias redes sociales.

 

 

Como si la participación de los padres en la educación de las bendiciones fueran comparables con todas esas fofas banalidades.

Sea como sea, recuerden siempre las cuatro moralejas que nos deja esta historia:

Respetemos la dignidad de los más vulnerables…

… más vale prevenir que lamentar…

… el trabajo nunca termina:

y por último, pero no menos importante:

 

Arriba