¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

El elenco de El Padrino se reunió para festejar los 45 años del estreno de la película

Con esta cinta, Coppola hizo propuestas que ni los ejecutivos ni el público pudimos rechazar.

La familia Corleone y su jefe Francis Ford Coppola, se reunieron para festejar los 45 años del estreno de la aclamada cinta El Padrino.

El festejo se llevó a cabo en la ciudad de Nueva York como parte de la clausura del Tribeca Film Festival. Para cerrar con broche de oro invitaron al elenco a platicar después de proyectar El Padrino. Parte I y El Padrino. Parte II.

Durante esa noche, estuvieron presentes Francis Ford Coppola, Al Pacino, Robert de Niro, Diane Keaton, Robert Duvall, James Caan y Talia Shire. Ellos presentaron las cintas a una audiencia de 6 mil personas. Cabe destacar que los mismos actores tenían años sin ver la cinta. Esto provocó que la noche noche se convirtiera en algo muy significativo pues muchos de ellos evocaron el momento de la filmación. Este viaje al pasado los hizo recordar con más detalle aquél momento de sus vidas.

Coppola dijo:

Tiendo a no ver las películas en las que he trabajado. Me había olvidado de muchas cosas… Me pareció una experiencia muy emotiva.

El elenco aprovechó para platicar algunas anécdotas de la filmación.

“Sin Francis, ¿dónde estaría?”, es una de las dudas que persiguió esa noche a Al Pacino. Esto pasó sobre todo al recordar todos los problemas que tuvo para obtener el papel. No hay que olvidar que el pobre tuvo que audicionar seis veces antes de ser contratado para interpretar a Michael Corleone. Hasta la novia de Pacino le habló alguna vez a Coppola para reclamarle: “¿Qué le estás haciendo? Lo estás torturando.”

Marlon Brando también fue un problema, pues los ejecutivos no creían en él. Sus años de éxito habían desaparecido, ya no era en sex symbol de Hollywood que solía ser y ahora sólo causaba problemas. Al final, se convencieron y Brando encarno a Don Vito Corleone.

Los problemas que tuvo la película durante su filmación llevó a Pacino a decirle a Keaton una noche:

¿De aquí qué? Somos historia. Estamos acabados. Esta es la peor película hecha jamás.

Esta cinta es, sin lugar a dudas, una de las mejores películas de la historia. Tuvo tanto impacto, que organizaciones criminales italoamericanas que no tenían rituales, ni se consideraban “familias”, comenzaron a adoptar varias de las formas retratadas. Todo con tal de sentirse parte de esta tradición siliciana que recreó Coppola.

Vía: The Guardian