WTF: Líder religioso asegura que la homosexualidad existe porque a las embarazadas les gusta el sexo anal

En el mundo hay gente bruta y astuta. Hay vírgenes y prostitutas; ricos, pobres, clase media. Cosas bonitas y un par de tragedias, pero nada tan trágico como la extraña idea de este pastor religioso que se volvió viral al asegurar que la homosexualidad existe, porque a las mujeres embarazadas les gusta el sexo anal.

No leíste mal. Eso es lo que asegura Morphou Neophytos, un predicador de la iglesia católica ortodoxa, que asegura que durante el embarazo es cuando los bebés se vuelven homosexuales y que toda la culpa es de las mujeres.

¿Por qué? Según él, durante el tiempo de gestación, las embarazadas tienen impulsos sexuales que las hacen recurrir al sexo anal al no poder practicar sexo vaginal (como se ve que los ortodoxos sí cumplen sus votos) y eso afecta al bebecito.

Entonces, en el momento que una mujer embarazada siente placer por vía anal, se lo pasa al bebé (?) y eso hace que desarrolle las tendencias homosexuales:

“Sucede durante la relación sexual en el embarazo de los padres. El acto sexual anormal, para ser más claros, el sexo anal, hace que a la mujer le guste esto. De ahí nace un deseo, y luego el deseo se transmite al niño” – Morphou Neophytos, el que nunca ha cochado en su vida

Por supuesto, esto además de ridículo, es totalmente ilógico. Parece que este cura cree que el intestino funciona como cordón umbilical de deseo, perversiones y fetiches.

Sería interesante saber cómo le llegó esa idea a la mente, porque para asegurar eso hay que 1) ser experto en sexo anal, o; 2) ser experto en placeres homosexuales. Aunque eso no significa que, de cualquier manera, el pastor piense con claridad.

Como sea, solo tenemos que recordar que Diosito es todo, así que en todo caso, también es homosexual, también es Trans, también es tonto y, por supuesto, también le gusta el sexo anal.

Con información de Pink News