Hablemos del pack de Gabriel Soto y de cómo la Ley Olimpia también protege a los hombres

No, no está chido pasar el pack

A estas alturas del día ya te habrás enterado que a Gabriel Soto, ‘le filtraron el pack’ o mejor dicho, difundieron un video íntimo sin su consentimiento y como era de esperarse, se convirtió en tendencia en Twitter desde muy tempranas horas.

Ante la situación, Gabriel Soto mencionó que la difusión de dicho video sin su consentimiento era una violación a su intimidad. Además de pedir que no se involucrara ni a su pareja Irina Baeva ni a sus hijas.

“Qué les digo, una raya más al tigre. No voy a hablar mucho del tema. Lo único que quiero decirles es que me siento muy vulnerable por la manera en que se violó mi intimidad y quiero dejar muy claro que esto pasó hace muchos años”, dijo el actor en una storie de Instagram.

Con esta situación, fuimos testigos de cómo las redes sociales se dividieron entre quienes pedían ver el pack de Gabriel Soto y quienes recordaron que difundir imágenes sin consentimiento de las personas, sean hombres o mujeres, es un delito en México que se paga con cárcel.

Twitter: Gabriel Soto Oficial

La Ley Olimpia protege a los hombres

En nuestro país existe la Ley Olimpia que sanciona la violencia digital, como difundir fotos y videos íntimos sin consentimiento, con una pena de 4 a 6 años en prisión y multas económicas de entre 42 mil 245 a 84 mil 490 pesos.

La violencia digital se caracteriza por “acoso, hostigamiento, amenazas, insultos, violación de datos e información privada, divulgación de información apócrifa, mensajes de odio, difusión sin consentimiento de contenido íntimo, textos, fotografías, videos y/o datos personales u otras impresiones gráficas o sonoras, verdaderas o alteradas”.

Hay quienes aún no lo saben, pero la Ley Olimpia también protege a hombres. En noviembre de este año, el Senado aprobó reformas para erradicar la violencia digital y mediática contra mujeres, hombre, niñas, niños y adolescentes.

Esta ley se llama como se llama por su principal impulsora: Olimpia Coral, quien fue víctima de violencia digital en 2014 por parte de su expareja.

Cuando ella intentó denunciar el abuso en el Ministerio Público de su natal Puebla solo recibió burlas, pero no se detuvo ahí. Olimpia escribió una iniciativa de ley que penara la violencia digital en Puebla.

Su lucha no se detuvo y logró este año que el Senado aprobara que esta ley pudiera se aplicara nivel nacional.

Así que aunque Gabriel Soto sea una figura pública nadie tiene derecho a pasar su pack, pues bien lo dijo, es una violación a su intimidad.