Ropa del Niño Dios gigante de Zacatecas costó 300 mil pesos

Vestir al Niño Dios gigante de Zacatecas costó 300 mil pesos porque hay prioridades en este mundo

Pensamos que el Niño Dios gigante de Zacatecas no volvería a perseguirnos en nuestras pesadilla, pero regresó para sorprendernos con su ropón (o sea, su ropa) de 300 mil varitos.

LEE TAMBIÉN:

18 memes del Niño Dios gigante que te garantizan un pase directito al infierno

Si ya saben cómo somos, para qué hacen un baby yisus gigante

El día de la Candelaria, conocido mejor como el día de los tamales (y por ser 2 de febrero), Zóquite, Zacatecas, festejó a su residente más destacado: el Niño Dios gigante, al que le pusieron tremendo ropón para que no ande encuerado.

Ahora, como este chamacote despertó un inusitado interés en el pueblo, la iglesia ahora se llamará Niño Dios del amor.

El ropón con el que lo vistieron es un vestido de más de nueve metros que lleva detalles donde se indica que este es, en efecto, el Niño Dios Del Amor Auténtico Único y Original.

Esta prendota costó alrededor de 300 mil pesotes, porque tanta tela y tanta bendición no pueden ser baratas, menos para una nueva y gigante atracción turística.

Por supuesto, esto no lo pagó la iglesia, sino los feligreses y habitantes de Zóquite, que brindaron toda la lana para que el niño este no ande en cueros.

Afortunadamente, esperemos, esto le traerá una buena afluencia de turistas a Zacatecas, que les devolverá toda la lana que el amor por esta figura de yeso les quitó.

O, bueno, no les quitó, nomás se los pidió prestado porque, véanlo, pobrecito, no tiene ni para un pañal desechable. 🙁

El Niño Dios gigante de Zacatecas es una de las cosas más bizarras que ha visto este país, que entre tanto graffiti intervenido y entre tanta desaparición de puentes, nos dio un pequeño respiro.

Esperemos que al menos la gente de Zóquite esté feliz con esta ropa carísima, porque si el daño ya está hecho, al menos que les de un poco de felicidad para recuperar el amor que este niño dice dar.

Con información de Excélsior