Asaltan a Erika Zaba de OV7, a días de dar a luz :(

La inseguridad nos alcanza a todos y esta vez le tocó a Erika Zaba, ex integrante de OV7, que fue violentamente asaltada junto a su esposo, en el tráfico de...

La inseguridad nos alcanza a todos y esta vez le tocó a Erika Zaba, ex integrante de OV7, que fue violentamente asaltada junto a su esposo, en el tráfico de la CDMX y a pocos días de dar a luz.

Según narraron ella misma y su esposo, el empresario Francisco Oliveros Gómez, esto sucedió en la José María Pino Suárez, cerca del anillo periférico en el norte de la CDMX.

Al respecto, compartió su sentir en sus redes sociales:

“No importó que no trajéramos nada visible, mucho menos importó que ella estuviera embarazada de 8 meses con las consecuencias que esto pudo tener; al final éramos una blanco perfecto atascados en el tráfico de esta Ciudad, indefensos, sin cómo poder movernos, abandonados a nuestra suerte y a merced de dos cobardes que, sin más, tenían el poder para decidir si nos golpeaban o no, si vivíamos o no… si mi hijo nacía o no.”

Por su parte, Erika compartió lo siguiente:

“Me quedo con una sensación de miedo e inquietud en el estómago, de saber que tenemos que salir a la calle todos los días por esta ciudad con el miedo que nos pase algo. Lo verdaderamente importante es que los 3 estamos bien y todo queda en la perdida material y en una sensación de intranquilidad”

Ambos confirmaron que no sufrieron ningún tipo de daño físico y que Erika se encuentra perfectamente bien de salud y el embarazo, que está por concluir, no está en riesgo de ningún tipo, como tampoco el bebito que viene en camino.

Al mismo tiempo, hicieron un llamado a las autoridades para resolver las condiciones de inseguridad de la ciudad que afectan, cómo no, diariamente a muchísima gente, que no tiene la suerte de poder decir que la pérdida es solo material, ni serán escuchados por las autoridades como sí serán escuchados ellos.

Afortunadamente, ninguno de los tres está en riesgo y eso es algo que, desafortunadamente, tenemos que celebrar. Lo que queda es esperar el nacimiento de esta bella criatura que alegrará la vida de esta tierna pareja que, por un día, tuvo que sufrir lo duro de vivir en esta ciudad.

Con información de La República