Dejan plantada a Camila Fernández y casi le arruinan el día de su boda

No siempre todo es perfecto, pues dejaron plantada a Camila Fernández en su boda y casi le arruinan el día más feliz de su vida.

Camila Fernández y su ahora esposo Francisco Barba recientemente se casaron en un boda espectacular y muy mexicana, sin embargo como en todo, no siempre puede ser perfecto, pues la dejaron plantada a ella y a su padre, Alejandro Fernández y casi le arruinan el día de su boda.

LEE TAMBIÉN:

Así fue la boda de la hija de Alejandro Fernández y tenemos las fotos

Camila Fernández, hija de Alejandro Fernández, se casó con Francisco Barba en una boda sorpresa y festejaron a lo grande.

Al planear la boda, uno de los días más mágicos en toda tu vida, definitivamente checas cada detalle, planeas hasta lo que nunca creíste planear y todo para que salga como quieres, sin embargo sabemos que a veces la vida no siempre nos lo da todo y nos juega unas cuántas bromitas, pues así le sucedió a Camila.

Resulta que para llegar con su príncipe azul Francisco Barba, la hija de Alejandro Fernández planeó y soñó hacerlo en una calesa tirada por caballos, adornada de muchas flores ya que su boda fue muy mexicana.

Sin embargo, no pudo ser así ya que Camila tuvo que llegar en una camioneta oscura, porque según Publimetro, las personas encargadas de la calesa, nunca llegaron y se equivocaron de lugar, por lo que dejaron plantada tanto a la novia como a Alejandro Fernández quien iba a acompañarla.

Al final de la ceremonia, el carruaje de la novia sí llegó para llevar a los ya esposos a su lugar de destino.

Francisco Barba por su parte, llegó a su boda con un traje de charro espectacular, el cual lució arriba de un caballo para encontrarse con su amada, a quien conoció hace 9 meses para después tener esta boda tan linda y tener como padrino nada más y nada menos que a Alejandro Fernández.

La boda fue bastante criticada debido a que se hizo en plena pandemia, sin embargo muchos confirman que se tomaron las medidas necesarias para cuidar a todos los invitados ya que muchos llevaban su respectivo cubrebocas y además, se les tomaba la temperatura al llegar.

Total que el mal rato de que la calesa dejó plantada a Camila, no fue motivo para ponerse triste, al contrario, demostró su felicidad al casarse con Francisco Barba, al igual que junto a sus invitados, familiares, su padre y su abuelo Vicente Fernández.

Fuente: People En Español.