Spotify dice que nuestro gusto musical se define a los 14

Según estadísticas de la app, lo que escuchamos de adultos es lo mismo que nos gustaba oír cuando teníamos entre 13 y 14 años.

Ya lo dijo Spotify: la música que te gusta más de adulto es aquella de la que te enamoraste cuando tenías 13 o 14 años de edad.

Según estadísticas de la app, las listas que encabezaron las listas de Billboard entre 1960 y el año 2000 son las favoritas de las personas que las escucharon cuando fueron adolescentes.

Esto significa que si llegaste a tener 14 años cuando Creep de Radiohead se publicó en 1993, lo más probable es que esa haya sido tu canción favorita desde entonces y probablemente lo sea hasta que te mueras.

La investigación que llevó a la gente de Spotify a descubrir este dato fue gracias a la idea de Seth Stephens-Davidowitz, un economista al que le sacaba mucho de onda porqué a su hermano no le gustaba su canción favorita —Born to Run, de Bruce Springsteen—.

Intrigado le pidió ayuda a la gente de Spotify que pronto echó mano de toda la metadata que recolecta de sus millones de usuarios para ver exactamente en qué momento se definen los gustos musicales.

Lo curioso es que las edades en las que las canciones suelen ser más influyentes en la vida de las personas varía entre ambos sexos pues a las mujeres les pega más una rola cuando tienen entre 11 y 14 años de edad, mientras que los hombres son más susceptibles entre los 13 y los 16 años.

Sin embargo lo que no varía es la etapa de la vida en la que se forman los gustos musicales: la adolescencia temprana o justo la etapa de desarrollo de cada sexo.

O sea que si a los 14 o 15 escuchabas El Komander, probablemente hoy seas un buchón de primera al que le gusta el Buchanan’s, las trocas perronas y “los cuernos de chivo”, pariente… o tal vez no. No generalicemos.

En cambio si durante tu adolescencia eras fan de Luis Miguel, pues hoy podrías ser el godín cuarentón e insufrible al que le mama Acapulco y las chicas en bikini azul.

Haz la prueba y pregúntale a tus padres qué sonaba cuando tenían entre 13 y 16 años para conocer su gusto musical.