Tienes derecho a cantarle a la tristeza, igual que Billie Holiday

Billie Holiday le cantó al amor y al dolor de una manera única. Miles de cantantes que llegaron después de ella no pueden negar la importancia de su legado.

El día de hoy, la cantante de jazz estadounidense Billie Holiday también llamada Lady Day, cumpliría 102 años. Es una de las exponentes más importantes del género, junto con Ella Fitzgerald y Sarah Vaughan. Frank Sinatra la llegó a nombrar su mayor influencia.

Eleonora Fagan, quién después se convertiría en Billie Holiday nació en la ciudad de Filadelfia un 7 de abril de 1915. Su madre, Sadie Fagan tenía tan solo 13 años, su padre Clarence Holiday, tenía 15. Él era un guitarrista y bajista de jazz, miembro de la orquesta de Fletcher Henderson. Las abandonó cuando Billie era un bebé.

https://www.youtube.com/watch?v=Y-5KwcLlvMw

Su madre la dejaba con parientes pues esta muy joven para cuidarla. A los 10 años, después de admitir ser violada, la enviaron a una escuela católica. Años después un amigo la ayudó a escapar.

En 1927 ella y su madre se mudaron y terminaron en Brooklyn. Fue en Nueva York donde, orillada por las circunstancias, Billie se comenzó a prostituir.

A principios de los años 30, comenzó a cantar en clubs de la ciudad. En 1932 fue descubierta por el productor John Hammond. Después de varias sesiones junto con Benny Goodman, lanzaron su primer disco: Your Mother’s Son-In-Law.

Grabó junto a grandes músicos de la historia del jazz como Benny Goodman, Roy Eldridge o Ben Webster. A mediados de los 30 tuvo sus primeros éxitos en su nueva profesión. Poco a poco se empezó a consolidar como una de las grandes voces del jazz y el blues.

A pesar de que solo tenía una octava de rango (los cantantes usualmente tienen mínimo dos), la pasión, dolor y sentimiento con el que cantaba fueron suficientes para impactar al mundo. Cada una de sus canciones demuestran su gran talento vocal y demuestran el poder de su voz y su interpretación.

Durante su carrera llegó a trabajar con los grandes nombres del jazz como Count Basie y Artie Shaw.

A pesar de su gran éxito, Estados Unidos en esas épocas continuaba con leyes de segregación. Eso implicaba que para sus concierto Billie Holiday no podía utilizar la puerta principal. Tenía que entrar a sus conciertos por la parte de atrás y mantenerse en una habitación alejada, antes del show. A pesar de esta separación, a la hora de presentarse en el escenario lograba crear una conexión con el público blanco. Las historias se volvían universales y los colores se desvanecían.

La vida tan turbulenta que tuvo, la llevó a crear una adicción por drogas y el alcohol, aparte de someterse a relaciones abusivas. La heroína terminó por destruirla.

Su voz empezó deteriorarse por culpa de las sustancias. Esto afectó sus grabaciones posteriores.

Después de su muerte vino la leyenda. Muchas cantantes encontraron en su voy y su interpretación una fuente de inspiración. Janis Joplin, Amy Winehouse y Nina Simone entre ellas.