Ya hicimos enojar a Dios: conoce el helado de tacos de pastor

La gastronomía mexicana es de las cosas más bellas del universo. Tenemos comida infinita con básicamente los mismos tres ignredientes: harina, carne y frijoles. Por eso mismo destacan como la...

La gastronomía mexicana es de las cosas más bellas del universo. Tenemos comida infinita con básicamente los mismos tres ignredientes: harina, carne y frijoles. Por eso mismo destacan como la cumbre de nuestra vida alimenticia los Tacos de Pastor, pero alguien quiere pervertirlos.

https://erizos.mx/ultimas-noticias/tacos-son-comida-gringa-dice-conductor-fox-news/

Como si no fuera suficiente que algunos gringos se quieran apropiar de los tacos, ahora el enemigo está entre nosotros. Ya no se trata de querer adueñárselo, sino de experimentar cruelmente con estos… CONVIRTIÉNDOLOS EN HELADO.

No es una broma, y ojalá esto solo fuera una pesadilla de la que despertáramos en 15 de septiembre con un pozole, un pambazo y cinco taquitos de pastor. Pero no, esto pasó y no podemos borrarlo de nuestra memoria.

Los retamos, verdaderamente los retamos. Aguanten a ver esta masacre culinaria que incluye la forma menos eficiente de hacer un helado y la que más atrocidades ha cometido.

Son poco más de dos minutos en los que vemos el asesinato cruel e indigno de un taquito inocente. Recuerden, así como solamente un buen fuego puede dar muerte a un cigarro, solamente una buena mordida puede hacerlo con un taco… no una espátulas enclenques y un poco de leche cremosa.

Facebook

Ahora, esto ya está siendo alarmante. Pasamos de la experimentación con las conchas a la experimentación con el sushi y la pizza, solo para después darnos cuenta de la experimentación el ramen y la cerveza. Esto ya es demasiado y debe parar.

¿Se han preguntado si gracias a esto estamos en la antesala de la desaparición de comidas tan bellas y hermosas como la pizza, el ramen, la cerveza, el sushi, las conchas y las donas?

Si el día de mañana la “Taquería El Güero” se convierte en “Heladería The Blond” no digan que no se los advertimos. Esto tiene que parar ya,