¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Esta vloguera hizo un collar con la piel de su vagina

Con brillitos y toda la cosa.

Así como algunos convierten su muela del juicio en un amuleto, esta vloguera decidió convertir sus labios vaginales en un collar.

Es común (y asqueroso) que muchas veces las madres guarden como recuerdo los primeros dientes de leche que se nos cayeron, la muela del juicio que tanto dolor nos causó, el cabello de tu peor es nada o incluso el cordón umbilical. Pero una chica llevó esto a otro nivel… decidió conservar la piel de su vagina y llevarla en el cuello.

Fuente: Tracy Kiss

La vloguera Tracy Kiss fue sometida a una labioplastia para quitarse el exceso de piel en su vagina, ya que tuvo fuertes dolores en esa zona y se le había generado un quiste por la fricción con su ropa.

Antes de que fuera dada de alta, la vloguera pidió a su cirujano que si le podía dar la piel que le quitaron. Así fue como recibió un frasco con parte de sus labios vaginales conservados en líquidos especiales. Tracy explicó a Metro su decisión para conservar este tejido:

He mantenido mis labios en un frasco desde mi cirugía para celebrar mi libertad de dolor, ya que me tomó 29 años para darme cuenta de que algo estaba mal con mi labios prominentes porque nadie ha hablado nunca de ello.

Ocho meses después los labios se fueron haciendo grises, así que Tracy empezó a pensar en una forma de conservarlos mejor y que siguieran siendo atractivos. La inspiración la obtuvo de su hija de 10 años, que la introdujo a DIY para hacer joyería de resina de cristal.

Fuente: Tracy Kiss

Fue así que decidió transformar la piel de su vagina en un collar de resina. Para lograrlo utilizó una caja, hilo, clavijas y pintura, un molde y resina. Primero dejó que la piel se secara, para quitarle el líquido que los mantenía conservados. Después los colgó, como si fuera ropa, durante 48 horas.

Fuente: Tracy Kiss

Una vez seco colocó una capa de pintura rosa y diamantina. Cuando se volvió a sacar, esta vloguera puso los labios en un molde y añadió resina de cristal. Después de unas horas el accesorio estaba listo.

“El contenido del collar puede no ser inmediatamente obvio para el ojo desprevenido o para el gusto de todo el mundo, pero esa es la belleza de la misma”, explicó Tracy a Metro.

Su objetivo es generar pláticas sobre la labioplastia y los problemas que puede solucionar. Por ejemplo, ella desconocía que el dolor que sentía cuando andaba en bicicleta, tenía relaciones sexuales o usaba ropa apretada, no era normal.

Como dijo en entrevista con Femail, “mi collar de labios es un símbolo de la superación de una lucha silenciosa con el dolor del exceso de tejido que la sociedad está demasiado avergonzada para abordar.” También agregó:

Mis labios se han conservado con éxito, son coloridos, brillantes y alegres y marcan el final de mi sufrimiento; un paso más cerca de romper el tabú de la circuncisión femenina a través de un único punto de conversación y de joyas a medida que guardaré para siempre.

Esta no es la primera vez que Tracy Kiss genera controversia en las redes sociales, ya que ella ha hablado en sus videos sobre su amor por los batidos de esperma y los faciales de semen.

Vía: New York Post