Después de ver este aterrizaje forzoso de un Airbus A380, pensarás dos veces antes de volar

Uno de esos momentos en los que piensas que ya colgaste los tenis

El Airbus A380 es actualmente el avión comercial más grande que surca los aires. En las manos de pilotos expertos, alrededor de 500 personas viajan por todo el mundo. Por estas características, hace unos días los que estaban al interior del avión y los trabajadores de un aeropuerto, dieron el grito en el cielo. Todo por culpa de un terrorífico aterrizaje.

La tormenta Xavier se llevó la vida de siete personas y provocó un caos el transporte público de Berlín y Hamburgo. Los vientos alcanzaron más de 100 kilómetros por hora.

El incidente del Airbus ocurrió en el Aeropuerto Internacional de Düsseldorf, Alemania, durante una semana con vientos huracanados al norte y este de Alemania.

El 5 de octubre, un vuelo procedente de Dubái estaba llegando a Alemania. A lo largo de la travesía no se había presentado ningún incidente en el Airbus A380 de Emirates Airlines. Si bien las condiciones climatológicas no eran las mejores, por la tormenta Xavier, nadie se esperó lo que pasó a continuación.

Antes de poder tocar el suelo, una serie de ráfagas de viento cruzado provocaron que ese gran avión de 500 mil kilogramos empezara a moverse de forma peligrosa, sin control, de un lado a otro. En el video se puede ver cómo el avión se tambalea y casi se derrapa.

Esto hubiera sido una completa tragedia por la cantidad de personas que estaban a bordo, pero afortunadamente los pilotos supieron sacar la casta. Rápidamente alinearon las ruedas y usaron el timón de cola para recuperar el control de este monstruo de la aeronáutica, convirtiendo este accidentado evento, en un exitoso aterrizaje.

Martin Bogdan, un aficionado que graba los aterrizajes de los aviones, capturó este impresionante momento. Incluso él mismo reconoce que “He filmado cientos de aterrizajes con vientos cruzados en los últimos años en varios aeropuertos de Europa, pero el de este A380 fue extremadamente duro y extraordinario.”

Vía Gizmodo