WTF: Vicente Fernández rechazó un trasplante de hígado por temor a que fuera de un homosexual

Ya regrésenlo a su rancho...

Vicente Fernández es un macho de esos que… desafortunadamente, todavía hay muchos. El Charro de Huentitán (¿dónde queda eso, por cierto?), prefirió rechazar un trasplante de hígado que requería, antes de arriesgarse a que fuera donado por una persona homosexual.

LEE TAMBIÉN:

Memes con más esperanza de vida que Vicente Fernández después de rechazar el hígado gay

Somos Hígados Gay y la vida es Vicente Fernández

Parece algo sacado de un chiste de Franco Escamilla o de cualquier comediante chafa de este país, pero es la realidad de nuestro México querido, lleno de homofobia, donde la realidad supera la ficción y obstaculiza hasta la necesidad médica de gente tan reconocida como Chente Fernández.

Durante su gira en Estados Unidos, al cantante jalisciense le detectaron una “bolita”, como él narró. Después de varios exámenes para determinar qué era esa cosa horrenda que le dolía, le dijeron que era cáncer de hígado, por lo que requería un trasplante urgentemente.

Aunque de esto dependía, en gran medida, su supervivencia, prefirió no hacerlo una vez que le dijeron que tenían un hígado nuevecito listo para él. ¿Sus razones? Pues lean ustedes:

“Me querían poner un hígado de otro cabrón y les dije: yo no me voy a dormir con mi mujer con el hígado de otro guëy. Ni sé si era homosexual o drogadicto”

Sí, esas fueron sus palabras y sus razones para no aceptar algo que, de manera inmediata, le salvaría la vida y evitaría que el cáncer se siguiera esparciendo por su cuerpo.

Como si pensara que tener el hígado de otra persona lo convierte en esa otra… ¿además qué tiene de malo ser homosexual? Es decir, entendemos lo de la drogadicción, pero lo otro, ¿qué, cree que sigue viviendo el el Siglo XVII o en Jalisco?

Después, los médicos le insistieron en no rechazar la operación y aceptar el hígado, pero se negó y salió caminando del lugar a pesar de sentirse a medio morir.

Para evitar que le pusieran un hígado de alguien que no conocía se fue a Chile, ahí le hicieron una operación con asistencia robótica y con otro hígado listo para que siga vivo y esparciendo ideas caducas y peligrosas por el mundo.