Tener perro podría ayudarte a no morir por alguna enfermedad

Alégrense, amigos de los perros, tener un en tu vida puede ayudarte a llevar una vida relativamente más larga... y sana.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Uppsala, en Suecia, acaban de descubrir una relación entre quienes sufre menos enfermedades cardiovasculares y los que tienen perros como mascotas.

Resulta que los amantes de los canes tienen más probabilidades de llevar una larga vida libre de enfermedades de este tipo que los que las personas que prefieren a los gatos o que, de plano, odian tener mascotas.

Según el estudio de la universidad europea, la gente que vive sola forma parte de “un grupo que tiene un mayor riesgo de enfermedad y muerte cardiovascular que los que viven en un núcleo familiar”.

Cuando Mwenya Mubanga, uno de los directores de la investigación, se refiere a “núcleo familiar” no solo habla de una pareja o a la familia inmediata, sino también a los perros, que suelen vivir dentro de los hogares unifamiliares como miembros de la familia.

Para realizar el estudio se analizaron los registros nacionales suecos de personas entre 40 y 80 años para determinar qué diferencias había entre la vida de los dueños de perros y la de quienes vivían solos.

 

Debido a que en Suecia es obligatorio registrarse como dueño de un perro, los registros usados por los investigadores son lo suficientemente detallados para saber quién tiene uno y por cuánto tiempo lo ha tenido.

En los registros médicos del gobierno sueco analizados por los investigadores se descubrió que quienes tenían un perro presentaron un riesgo de muerte 33% menor y 11% menos probabilidades de sufrir un infarto miocardio.

¿Qué hace que un perro ayude a la gente a vivir más? Según Tove Fall, el director líder del análisis, la actividad física y habilidades sociales que desarrollan los dueños de los perros ayudan a llevar una vida más saludable que los ayuda de los infartos y la muerte.

 

Aún así, los resultados publicados en la revista científica Scientific Reports no son prueba concluyente de que el pase a la inmortalidad sea tener un poodle o Pastor Alemán babeando por la casa. Aún falta hacer más pruebas que ayuden a los especialistas a determinar exactamente qué hace que los dueños de perros vivan más.

En lo que eso pasa, te regalamos un perrito embarrándole el trasero a un gato porque… ¡perritos!

Vía Forbes.