Hay un shooting stars de Semana Santa, ¡demos gracias al señor!

Señor, no soy digno de que entres en mi casa, pero un solo meme tuyo bastará para sanarme

Llegó Semana Santa y con estas vacaciones, llegan algunas celebraciones que no podemos pasar desapercibidas.

Para muchos, Semana Santa es una época de guardar, el inicio de pascua, días sagrados para dar gracias a Jesucristo por toda la dicha y gracia que nos da, a costa del sufrimiento que tuvo que pasar para que los hombres en la Tierra pudiéramos encontrar la paz del señor.


Dicen los sermones que nos hemos escuchado a través de los años que Jesús se presentó delante de nosotros “para deshacer las obras del diablo.” En este macabro año donde todo parece estarse yendo justamente al diablo, no hay nada que lo confirme más que este maravilloso video.

Durante la celebración de Semana Santa y la representación del Viacrusis en 2016, sucedió un accidente que no esperábamos, Jesucristo cayó de la cruz.


Tal vez porque no usaron clavos correctamente como lo marcan las escrituras, o tal vez esa era la voluntad de Dios.

Este Jesucristo también revivió, pero no a los tres días, si no un año después. La espera valió la pena. Este accidente de altura que pudimos presenciar y la buena voluntad de algún hermano de la red, nos ha traído un grato momento de gozo y alegría, cuando se le ocurrió juntar las dos cosas favoritas de esta temporada: el video de la caída de Jesucristo y el meme de Shooting stars.

Sabemos que reíste y lo disfrutaste, así que repite conmigo: Yo confieso ante Dios Todopoderoso y ante ustedes hermanos, que he pecado y reído mucho con esta maravillosa creación. No te sientas mal, ni creas que te vas a ir al infierno por haberle dado play, pues tu camino a la casa del demonio ya estaba trazado desde antes de que este hermoso meme se apareciera en tu vida.


En vez de sentirte mal, recuerda ese sermón que pregona que el amor y la dicha comienza y termina con Dios. Él es su autor, lo creó como expresión de su misma naturaleza y desea que compartamos y experimentemos ese don maravilloso con toda la humanidad. Como no hay nada más hermoso que compartir un momento de dicha y felicidad, es tu turno de compartirle a alguien más este meme de Semana Santa.


Entre más personas lo tengan en sus manos, mejor. Algo así como la paz del señor que nos hacían dar en misa y que era el único momento que parecíamos disfrutar pues podías estrechar manos con extraños.; pero no nos arriesguemos tanto y mejor solo compartamos el video. A final de cuentas, es lo que Dios hubiera querido.