¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Esto pasa la primera vez que fumas marihuana con tus papás

Todos hemos tenido un momento donde nos preguntamos por qué salimos tan erizos y si será de familia; y si te gusta filosofar de la vida dándote unos cuantos trenes,...

Todos hemos tenido un momento donde nos preguntamos por qué salimos tan erizos y si será de familia; y si te gusta filosofar de la vida dándote unos cuantos trenes, seguramente en alguna de ocasión has pensado si tus papás fueron/son pachecos y cómo los trataba la marihuana en sus viajes.

¿Qué le preguntarías a tu mamá en su primera pacheca juntas?

Estos camaradas, en pro de la pacheca y la eriza, buscando respuestas concretas para todos, decidieron experimentarlo en carne propia y se sentaron para fumarse unos cuántos jalones con sus papás.

Lo chido de la dinámica es que mientras comenzaban a fumar y los dulces efectos de la mota les pegaban, se hacían algunas preguntas que toda la vida habían tenido pero no se habían quitado la curiosidad y atrevido a hacerlas hasta que se sintieron en completa confiaza canábica y listos para disparar buenas dudas como: ¿Alguna vez fumaste? ¿Fumabas mientras estuvieron embarazados de mi? ¿Alguna vez has despertado borracha y desnuda en una cama?

Un papá dándole un jalón a un bong por primera vez
Fans de esos que le agarran la onda al bong desde el primer intento

Hay momentos donde los papás también se ven muy tiernos, diciendo cosas como que nunca habían visto hielo dentro de un bong, preguntando si se fuma igual que un cigarro normal, y hasta ahogándose después de un gran tanque. También se sueltan netas como que al principio no creían que sus hijos fueran pachecos hasta que una mamá comenzó a encontrar un montón de pipas por toda la casa, y eso ataba muchos cabos que estaban ahí sueltos, o que la actitud de prohibición y satanizar el consumo de marihuana, porque antes de quitarle el estigma de tabú e incluso legalizarla, no sabías realmente qué estabas consumiendo ni de dónde venía, y también les preguntan si consideran que deberían legalizarla.

Ver a tu papá prender un porro frente a ti es un gran momento

Hay personas que nunca han consumido marihuana, otras tantas la desprecian porque “es mala” sin realmente haberse acercado a ella o conocer un poco más de ella, y los erizos que por alguna razón topan cómo es el cotorreo y la han pasado bien, seguramente se les antoja intentar esta loquera alguna vez en su vida, fumar unos cuantos churros o darse algunos toques platicando y descubriendo el verdadero “yo” que hay detrás de los papás.

Solo esperamos que ni a tu papá ni a ti les suceda lo que le pasa al papá que comenzó con un bong, se ahogó muchísimo y después, cuando todo se veía tranquilo y normal, tuvo que pedir una cubeta de urgencia, pues su cuerpo tenía algo que sacar además de mucho humo y risa. Y si, la pálida no respeta y le puede dar a todos sin importar, edad, sexo, raza o religión. ¡Abusados!