OMG: Paul McCartney se va como gorda en tobogán y confiesa secretos sexuales en The Beatles

Cansaron más al ganso que tú en la secu.

Pfff casi 84 mil años después de la disolución de los Beatles, uno de los miembros de la banda y uno de los más afamados y queridos, Paul McCartney, acaba de poner una vez más a la agrupación en el ojo del huracán.

Y es que en una entrevista para la revista GQ, negó que haya participado en encuentros sexuales a lo largo de su vida, pero dijo que sí fue una experiencia “maravillosa” el trabajo realizado por dos sexoservidoras en Las Vegas.

Aquí Paul todo viejito: 

Instagram

La cosa es que según, a él no le van los encuentros sexuales, y según nunca lo hizo. En la entrevista así puso las cosas en claro:

“No me van las los encuentros sexuales en grupos. Personalmente, no quiero a nadie más ahí. Lo arruina todo, creo. Nunca lo he hecho”

Y es que imagínense, tiene 76 años y según esto ¿nunca hizo una orgifiesta? Ha de estar mintiendo.

Luego contó que en alguna ocasión, cuando aún estaba en The Beatles “nuestro guía nos preguntó que si queríamos una trabajadora sexual. Todos respondimos que sí y yo pedí dos”.

Posteriormente dijo que le encantó, pero que eso, nada más eso, es lo más cerca que ha estado de un encuentro sexual.

“Fue una experiencia maravillosa, pero eso es lo más cerca que he estado de un encuentro sexual grupal”.

Pero eso no fue todo… Paulie también dijo que John Lennon era el que amaba los encuentros sexuales.

“Recuerdo una vez que estábamos en un club y conoció a un hombre que se lo llevó a casa porque su mujer se había imaginado a John teniendo relaciones sexuales con ella. Eso ocurrió y John luego se dio cuenta de que el marido había estado mirando”.

Y es que bueno, hasta eso no es muy difícil entender lo de John… con esa esposa no podíamos esperar más.

Especial

Lo cierto es que esta parte de su confesión es bastante aburrida porque… ¿qué es más divertido: el sexo en grupo o la manuela? ¡Pues claro!

Así que John también relató que en más de una ocasión, él y John participaron en masturbaciones grupales, cosa que al parecer se replica mucho entre los adolescentes.

Twitter

“Eso fue en la casa de John y era solo un grupo de nosotros. En lugar de ponernos completamente borrachos o salir de fiesta… ni siquiera recuerdo si nos quedábamos a dormir o algo así…estábamos todos en unas sillas, con las luces apagadas y alguien empezó a masturbarse, así que lo hicimos todos”.

La cosa es que como obviamente eran adolescentes reprimidos y no entendían nada de la vida, se ponían nerviosos así que tenían que echarse porras entre ellos, por lo que según cuenta Paul, para que lograrán echar vida en el acto, alguien gritaba cosas como “¡Brigitte Bardot!”, ya sabes, una francesita ícono sexual de aquella época.

Aquí Brigitte Bardot: 

Especial

Pfff… justo Brigitte Bardot, que además, cantaba esta canción FABULOSA en francés, oui, oui.

“Decíamos cosas tipo: ‘Brigitte Bardot!’ ‘Whoo!’ y entonces todos aumentábamos el ritmo”.

Y bueno, como en toda masturbación colectiva las cosas resultaban también divertidas, según lo confirma Paul, quien en la entrevista, parece querer dejar bien claro que en la era de la ultracorrección política la masturbación corre más peligro que antes.

“Creo que fue John que dijo: ‘Winston Churchill’. Fue algo que ocurrió una vez, o tal vez dos. No fue gran cosa. (…) Ese tipo de hechos en los que no piensas mucho. Era solo un grupo. Sí, es bastante obsceno si lo piensas. Hay tantas cosas como esas de cuando eres un niño que ahora recuerdas y dices: ‘¿Hicimos eso?’. Pero era una diversión inocente. No lastimamos a nadie. Ni siquiera a Brigitte Bardot”.

Ya luego contó que espiaron a George Harrison cuando tenía 17 años y estaba perdiendo la virginidad, cosa que también resulta bastante chistosa, aunque tampoco la confirmó del todo.

En fin… así la vida sexual de The Beatles y de Paul… y bueno, cuántas cosas habrá omitido… ¿no?

Eso explica mucho de esta bonita canción: 

¿Qué opinas del desarrollo de la vida sexual de Paul?

a) Me encanta, yo también participé en masturbación colectiva.

b) Bastante aburrido, yo fui más a lo Sade.

c) Ay, pero qué pornográfico y qué sucio es… quién sabe qué pretenderá.