Pan de Muerto contra Rosca de Reyes, ¿cuál es mejor?

Y tú ¿eres #TeamPanDeMuerto o #TeamRoscaDeReyes?

Hace un año, con la llegada de Captain America: Civil War los fanáticos del cine del cine de superhéroes se dividieron en dos grandes bandos: Los que apoyaban el equipo liderado por Capitán América y los que preferían el comandado por Iron Man.

En ese caso, elegir a uno era fácil, y de seguro si ahora te preguntamos cuál de estos dos héroes es tu favorito tardarías menos de 5 segundos en responder, pero ¿y si te hacemos elegir entre estos dos panes?

¡Ah verdad!

Supongamos que hiciste algo muy malo en la vida (como ir a un concierto de la Trakalosa o votar por el PRI) y Dios te castiga diciéndote que nunca más en la vida podrás volver a comer uno de estos dos tipos de panes ¿a cuál sacrificarías?

¿Verdad que no está tan fácil?

Aunque en gustos se rompen géneros y al final seguro elegirás a uno, no puedes negar que la elección dista mucho de ser sencilla.

En las oficinas de Erizos hicimos un sondeo y encontramos que ambos tipos de panes tienen sus partidarios, de hecho ninguno cuenta con la mayoría absoluta. Por eso, queremos hacer una pequeña lista con los puntos fuertes de ambos platillos para que finalmente te decidas por uno.

PAN DE MUERTO

A favor

  • Comienza a venderse desde agosto.
  • Sus versiones rellenas.
  • Puedes disfrutarlo sin miedo a que te salga el muñequito del Niño Dios.
  • Es un poco más barato que la Rosca de Reyes.
  • Como todavía no comienza el Maratón Guadalupe-Reyes, puedes excederte sin sentir tanta culpa.

En contra

  • La versión “marca propia” de la Comercial Mexicana.
  • Si estás muerto, no debe ser muy padre que la única comida terrenal que pruebas cada año siempre sea Pan de Muerto.
  • Sólo lo encuentras en México, si te vas a vivir a otro país conseguirlo será de lo más complicado.
  • La versión con ajonjolí (a menos que ya tengas nietos).

ROSCA DE REYES

A favor

  • Sus versiones rellenas
  • Ofrece horas y horas de emoción en las reuniones familiares y godínez, cuando cada quien corta su trozo esperando que no le aparezca una figurita del Niño Dios.
  • La parte “blanquita conchosa” (sin albur) o “azucarada”, aunque ojo, existe el mito de que la mayoría de las veces el muñequito del Niño Dios está oculto ahí.
  • Si tienes más de cincuenta años seguro te chifla la fruta seca, el ate, y esas cosas raras que parecen cucarachas incrustadas en el pan.
  • La comen en varios países de Latinoamérica, en España (ahí le dicen ‘Roscón de Reyes’) y hasta en Portugal, por lo que aún fuera de México tienes chance de conseguirla.

En contra

  • La fruta seca, el ate y esas cosas raras, a menos que tengas más de 50 años.
  • Sólo la encuentras a finales de diciembre / principios de enero.
  • La versión “marca propia” de la Comercial Mexicana.
  • Que te salga el muñequito del Niño Dios y tengas que comprar tamales para todos.

  • Es un poco más cara que el pan de muerto.
  • Seguro sentirás culpa al comerla pues ya vienes con varios kilos de más a causa de los excesos del Maratón Guadalupe-Reyes, aunque… ¡qué tanto es tantito, total ya con eso te despides de la tragadera (al menos hasta que llegue el Día de la Candelaria).

Y bien amiguines, ¿con cuál se quedan?