¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Osos polares le entran duro a cadáver de ballena encayada

No dejaron ni los huesos...

“Tienes que vivirlo para creerlo, incluso ahora hay gente que se pellizca para asegurarse de que realmente sucedió”, cuenta en su blog Rodney Russ, líder de la expedición Heritage. Nunca se imaginó que en la isla Wrangel le tocaría ver algo sumamente inusual: un grupo de muchos osos polares se estaban comiendo una ballena al mismo tiempo.

Durante algunas temporadas del año la reserva en la isla de Wrangel en Siberia acepta barcos turistas para que las personas puedan admirar la naturaleza. A esos viajes se unen expediciones de científicos que estudian a los animales del lugar.

Fuente: Wrangel Island

Nadie se esperaba que un 19 de septiembre el grupo fuera testigo de un verdadero festín en la isla.

Cuando pasaron cerca de la costa vieron entre 150 y 230 osos polares bajando a la playa para comerse el cadáver de una ballena boreal que terminó encayada en ese lugar. Los turístas y científicos despegaron balsas inflables para poder acercarse más y fotografiar esta peculiar escena.

Fuente: Wrangel Island

Los osos polares generalmente consumen focas y morsas, de vez en cuando cazan las ballenas en el agua. Los osos pueden oler un animal a 32 kilómetros de distancia, por lo que no es raro que varios bajaran a la playa al mismo tiempo. Pero nunca se había visto que tantos osos de forma simultánea quisieran darle un bocado al mismo animal.

Fuente: Rodney Russ

No sorprendería que tuvieran hambre. El cambio climático ha provocado que los osos empiezan a cambiar su menú y han pasado a comerse huevos de gansos y patos o incluso volverse caníbales. Otros simplemente mueren de hambre al no poder encontrar bocado que logre darles la energía que necesitan para sobrevivir en esos territorios y dejarlos llenos.

Aunque no están en peligro de extinción, hay 26 mil osos en el planeta, pero son una especie amenazada. Debido a esto, varios científicos de Chukotka y Alaska ya se encuentran investigando este fenómeno en la isla Wrangel para conocer más sobre el comportamiento de estos animales.

Fuente: Wrangel Island