Ódialos más: Estas son las celebridades que le van a los Patriotas

En caso de que siquiera te importe el Superbowl, claro.

Si eres fan de la NFL sabes que hay un mame que no puedes dejar pasar durante el Superbowl: el odio a los Patriotas.

En buena parte gracias a su capitán Tom Brady, los Patriotas se han vuelto un equipo casi tan odiado como el América (guardando las diferencias regionales). A mi no me vean, yo no sé de Americano, solo sé que a Tom Brady se le odia. Me han dicho que por que desinfla balones, tiene una esposa supermodelo y es guapo. La neta, no se, ni me importa. Es más, para mi la famosa es la esposa, no él.

Bueno pues, navegando en las páginas más cultas del internet, me encontré con una lista de celebridades que le van a los Patriotas. Varios de esos me caen gordos a mi, así que entiendo un poco la relación. En fin, si a ti también te caga este equipo, puedes seguir tu mame odiando a las celebridades que los aman.

Para que no se te complique, te los acomodamos en orden del más difícil al más fácil de odiar.

Mark Wahlberg. El más fácil de odiar porque… bueno… es Mark Wahlberg.

Ben Affleck. El segundo más fácil de odiar. Arruinó BATMAN.

Lea Michelle. Fácil de odiar. Una palabra: Glee.

Chris Evans. Fácil de odiar. Es como un Ryan Reynolds sin chiste. Capitán América es de hueva. Menciona UNA sola película de él que no sea de Marvel.

Justin Timberlake. Fácil de odiar. Su música no es tan buena como antes, su nuevo disco es aburridísimo. Ya no baila tan chido.

Steven Tyler. Fácil de odiar. Le chavorruquea intenso. Sus canciones famosas son de hace más de 20 años.

Matt Damon. No tan fácil de odiar. Tiene películas chidas, tiene su encanto, su pelea con Jimmy Kimmel es cagada.

Gisele Bündchen. No tan fácil de odiar. Es perfecta, es hermosa, es brasileña, es más famosa que su esposo.

John Krasinski. No tan fácil de odiar porque… salía en The Office. Es esposo de Emily Blunt y algo bueno debió de haber hecho para merecerla.

Conan O’Brien. Difícil de odiar. Es cagado. Vino a México a burlarse de Trump. Es bien raro.