Novia cancela boda porque los invitados no quisieron darle 30 mil pesos cada uno

En el mundo mucha gente añora una gran boda, como esas que pasan en la televisión y las revistas, pero esta novia fue demasiado lejos y canceló su boda porque los invitados no quisieron pagar su ingreso a 30 mil pesos por persona.

LEE TAMBIÉN:

Kim Kardashian presume sexy tanga para promocionar ¿su maquillaje?

¡La tanga, quiero la tanga!

Todo este drama casi anónimo fue documentado a través de una pubilcación de Facebook, en el que logramos ver todo este drama, que empezó como un cuento de hadas con portada Kardashian, pero terminó con una novia devastada y en fuga hacia sudamérica.

Antes que nada, disculpamos que esto solo esté en inglés, pero los mejores dramas están en el lenguaje de Kim Kardashian y sus hermanas: un inglés bien ñero y chafa. Pero resumiremos un poco lo que pasó.

Facebook

En esta primera captura de pantalla, podemos leer la decisión final: canceló la boda y quiere pedir perdón a todos. También nos avisa que se irá a sudamérica durante dos meses, así que no intentemos buscarla.

También revela por qué pasó todo: su familia, amigos y su ex pareja la traicionaron y le arruinaron la vida a cuatro días de tener el mejor día de su vida, como ella esperaba.

Facebook

Después cuenta rápidamente la historia de su relación, que empezó a los 14 años y terminó repentinamente seis años después, en la antesala de su boda. El problema fue, principalmente, que no les alcanzó para armar el pachangón.

Con sus ahorros lograron juntar 300 mil pesotes, pero la boda que ella quería tenía un costo de 1 millón 200 mil pesos, aproximadamente. Por lo mismo, pensaron en pedir una ayudadita, porque una psíquica les dijo que tenían que elegir la opción más cara.

Facebook

Su solución fue sencilla: a cada uno de los invitados les iban a pedir 30 mil pesos para poder ingresar a su boda. Por supuesto, esto tenía que enviarse por adelantado para que fiesta se organizara sin contratiempos, pero contrario a lo que había pensado… nadie le ayudó.

Incluso su dama de honor, su mejor amiga desde la infancia, que primero le ofreció prestarle 10 mil pesotes, le dijo que le regresara su lana porque pues tenía que ocuparla, además podían organizar algo más cercano a su presupuesto PERO CÓMO SE ATREVIÓ A PEDIRLE ESO, por supuesto que no le regresó nada.

Facebook

Y todo empeoró. Su ahora ex novio, le dijo que con lo que habían juntado se podían ir de viajecito y casarse de manera discreta… pero no, ella quería una boda como una Kardashian, quería serlo aunque sea un día en su vida, y ese ganapán la trató como si fueran pobres.

Total, ahora se irá a Sudamérica con la lanita que le sacó a sus invitados, a su dama de honor, a sus suegros y hasta a su ex. Ay, qué difícil es querer ser como una Kardashian.