KHÉ: Noelia desafía las reglas de Instagram para promocionar sus películas nopor

Ellaaaaa (?)

Desde hace un tiempo sabemos que Noelia cambió de aires para dedicarse a la pornografía (o algo así). Esta decisión le ha costado, pero aún así sigue firme en sus convicciones y hasta reta a la censura en redes sociales como Instagram para hacerse promoción.

Como sabemos, Instagram es hija pequeña de Facebook, la tía conservadora, mocha y panista, de todo Internet. Esa misma red que deja que cualquier pezón masculino pase sin pena de gloria, pero que busca sin descanso erradicar los pezones femeninos que se encuentre.

Noelia ha buscado por todos lados hacerse promoción en esta nueva etapa de su carrera, pero para eso tiene que jugarle a la ruda, esperando que el tío Zuckerberg no se enoje con sus publicaciones y termine bajándolas.

Por supuesto, esta no es la primera vez que Noelia lo ha hecho y, en otras ocasiones, se ha salido con la suya. Sin embargo, también ha perdido la batalla y varias de sus fotos han sido eliminadas e, incluso, su cuenta ha sido bloqueada.

Todo esto lo hace, por supuesto, con la esperanza de que más adeptos se sumen a la suscripción de su página web, donde publica todo el material pornográfico con el que ahora quiere hacerse dueña del mundo (al menos de ese mundo).

Más allá de lo que sea que quiera hacer, Noelia ha demostrado que donde se mueva sabe hacerla. Ahora que dejó las cosas más tradicionales de la farándula internacional, se ha destacado como una buena empresaria, abriendo de poco en poco más oportunidades para sus negocios.

Hace un poco, abrió el “Noelia’s Cabaret Pámpano”, un cabaret (duh!) en Estados Unidos dirigido a la comunidad hispana, que además ha destacado este año en ese país como los dominadores de todo, desde el cine, la música y hasta los giros negros con contenidos y materiales sexuales exclusivos para adultos.

Como sea, en lo que sea que haga, le deseamos éxito y que sea feliz, ya que ella entró a este negocio por decisión propia y no por necesidad, como muchas personas víctimas de trata y abuso en la pornografía.