Mitos de las películas porno que todo mundo se tragó
Acerca | Políticas de privacidad | Términos y condiciones Conecta con nosotros

Mitos de las películas porno que todo mundo se tragó

sexo-sfw

El mame

Mitos de las películas porno que todo mundo se tragó

El sexo no es como lo pintan en las porno (Twitter).

Mitos de las películas porno que todo mundo se tragó

La industria del porno ha hecho creer a miles de personas que las relaciones sexuales son de una forma… peculiar.

Amiguito, tú que ves porno casi todos los días y te crees las mentiras que pasan en la pantalla, NECESITAS LEER ESTA NOTA.

Las películas pornográficas tienen como principal objetivo excitar los sentidos y por eso en algunas escenas pasan cosas que la mayoría de la gente podría considerar estimulante.

En el cine para adultos se usan fetiches y tropos que en la vida real no suelen ser muy comunes, pero que están allí porque los productores de este tipo de representación cultural saben bien que es lo que le gusta a su audiencia.

Pero no te engañes, si a los actores y actrices porno se les llama de esa manera es por eso: son personas reales que INTERPRETAN personajes que hacen cosas que tal vez tu pareja no estaría dispuesta a hacer de buenas a primeras o que muchas personas considerarían raras.

Por eso, aquí te echamos unos buenos mitos para que te des cuenta que has vivido en la mentira (si es que aún no abrías los ojos).

Sexo en corto

En las películas porno los participantes están dispuestos a todo desde los primeros minutos del rodaje, pero eso no sucede en la vida real. En realidad hay que echarle muchas ganas a la cuestión del juego previo (foreplay) para comenzar a hacer algo que valga la pena.

Por el ano

Abrimos PornHub, ponemos “Anal” y nos encontramos con un montón de escenas que incluyen la penetración del ano de alguien y eso puede llegar a hacer creer a algunos que es bien fácil cuando en realidad, si no se hace adecuadamente, podría generar problemas que además de resultar en un desastre, podrían poner en riesgo la salud.

El buen sexo anal se hace con preparación, mucha, mucha preparación. Varias actrices porno han dicho que cuando tienen un llamado para hacer escenas de este tipo, suelen no comer el día anterior, lavarse muy bien con un enema, tomar mucha agua, estimularse para no sufrir durante la penetración, ponerse mucho lubricante y aún así hay accidentes.

Orgasmos controlados

En el cine para adultos tanto el hombre como la mujer suelen controlar perfectamente sus orgasmos y durar muchos minutos realizando proezas físicas que muchos creeríamos imposibles, pero lo cierto es que la duración promedio del coito es entre 5.4 y 7.5 minutitos, según el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos.

Faciales por todas partes

Una de las escenas más populares del cine porno es la eyaculación masculina en la cara, en los senos y sobre las nalgas de la pareja sexual, y su regularidad hace que muchos crean que así es en la vida real, pero lo cierto es que para eyacular sobre alguien hace falta comunicación previa y consentimiento total y completo.

No a todXs les gusta eso.

Tacones, lencería y ropa interior que combina

El sexo real suele ser entre dos personas que probablemente se prepararon poco para desvestirse y eso significa que verás mucha ropa interior vieja, poco sexy y más cómoda que atrevida, así que no creas que todas las mujeres van por la vida en tacones, ligueros y ropa de encaje ultra sexualizada.

Sin pelos

Es común ver que los actores y las actrices porno siempre llevan bien rasurada su área genital, pero lo cierto es que apenas 38% de un grupo de estudiantes estadounidenses entrevistados por una revista científica el año pasado, aceptó rasurarse completamente.

Mil posiciones

En las películas porno es común ver que los participantes pasan de una posición sexual a otra y que esto los hace durar varios minutos antes de eyacular, pero un gran número de personas prefiere usar solo la posición que más le acomoda y la ayuda a alcanzar el clímax.

Grandes penes, senos enormes

En el porno todos tienen penes que sobrepasan la media y todas tienen senos increíblemente enormes, pero en el mundo real te encontrarás con todo tipo de cuerpos que le darán una variedad brutal a tu vida sexual. Solo hace falta quitarse estereotipos de la cabeza y dejar de creer que el tamaño importa.

Sexo rápido y casi brutal

Otro importante mito es el que convence a algunos de que el sexo debe ser rápido, brutal y conciso, cuando lo cierto es que muchas parejas prefieren dedicar un buen rato al juego previo y a las sensaciones que van más allá de la penetración.

¿Qué otros mitos del porno te tragaste por años antes de darte cuenta que en la vida real las cosas no son así?

Arriba