Marky Ramone y su genial invento anti grabadores de conciertos

Cuando vamos a un concierto, lo que menos queremos ver es un montón de pantallas de celular estorbando nuestro campo visual, y Marky Ramone lo sabe.

El fin de semana pasado, tuvimos la gran oportunidad de ver en vivo a Marky Ramone desde el Vive Latino 2017, y la neta, fue una de las cosas más rifadas de ese fin de semana, pues no cualquier día puedes ver a una de las leyendas del punk que aún están entre nosotros, echarse un set lleno de clasicazos y pegarle durísimo, con buen ritmo y toda la energía a la batería.

 Marky se veía feliz de regresar a nuestro país y tocar un set lleno de las canciones que muchos de nosotros conocimos en la adolescencia y que nos abrieron los oídos a otras bandas de punk y otros géneros que definitivamente están influenciadas por los Ramones.

Marky Ramone en el Vive Latino 2017. Foto: Oscar Villanueva

Lo que seguramente no lo hubiera puesto de buen humor, es el hecho de que la gente sigue grabando cada minuto de los conciertos con su celular, sin poner atención realmente a que si lo que graban está bien enfocado, si el encuadre vale la pena, si no hay cabezas, manitas o vendedores de chela atravesándose, o simplemente en acomodar la toma de forma horizontal y hacerlo porque en el futuro volverán a ver o compartir ese video en alguna de sus redes.

Porque aceptémoslo, del 90% de la gente que graba en conciertos, no vuelve a ver sus cientos de videos otra vez en su vida, porque cuando los ven, se dan cuenta que la imagen está horrible, que todo se mueve, que hay miles de cosas estorbando, que nisiquiera se tomaron la molestia de enfocar bien, que se escucha DLV y que gastaron su tiempo y estorbaron la visión de muchos otros.

Es por eso que a Marky Ramone, en unión con los genios de College Humor, se le ocurrió hacer una herramienta infalible y super punk para acabar con los estorbos-grabadores-de-concierto-con-celular que pululan en el mundo, te presentamos el Smartphone Swatter.

El Smartphone swatter es una sencilla herramienta hecha con un disco de vinil de 7 pulgadas (de preferencia que sea de algo punk), pegado a una baqueta de batería. SWAT!
Si quieres que esa necia persona aprenda que a los conciertos se va a disfrutar y no a grabar, Marky recomienda usar un vinil de los Ramones y… SWAT!

También si quieres asegurarte que los toma-selfies no vuelvan a estorbar en los conciertos y aprendan a qué van, puedes golpear su estorboso celular con su autobiografía The Punk Rock Blitzkrieg.

Si esta idea te parece lo más inteligente que has visto en años, no esperes a comprarlo en alguna tienda de la manzanita o a pedirlo por internet. No hay nada más punk que hacerlo tú mismo, y ya si ninguna de esas opciones te funciona, acribíllalos a todos, pa’ que entiendan.

Porque si, está bonito tener un breve recuerdo de ese momento especial que viviste en algún concierto, todos lo hacemos, pero esos que saltan y cantan mientras graban y estorban para después no usar ese video nunca más, no tienen perdón de nadie y merecen únicamente ser golpeados por la fuerza del punk, a ver si así entienden, o se quedan sin celulares con qué grabar.