Kanye West rapeó para una fan que estaba a punto de morir

Con esta noticia confirmamos que el buen Kanye no es un cretino, sino un genio incomprendido preocupado por sus fans.

Tal vez el rapero Kanye West no te caiga muy bien y es que a veces su actitud egocéntrica lo convierte en un hígado difícil de tolerar.

Sin embargo, acabamos de enterarnos de una noticia increíble que tiene el potencial de reivindicarlo ante nuestros ojos.

Resulta que hace unos días (más específicamente el 3 de enero pasado), una internauta conocida como @stalkdebbie, contestó un tuit de @MyleezaKardash, afirmando que Kanye había llamado por teléfono a una fan diagnosticada con cáncer en fase terminal para rapearle exclusivamente a ella por el auricular.

El tuit habría pasado desapercibido de no ser porque Kim Kardashian usó su cuenta oficial de Twitter para confirmar que su marido sí le había regalado un concierto privado a una fan que estaba a punto de morir.

O sea, para que el mundo se enterara de la buena acción de Kanye, otras personas tuvieron que decirlo porque él no tuvo la más mínima intención de usar internet para alardear al respecto.

Y eso, damas y caballeros, es lo que distingue a la gente de gran corazón de los que solo hacen las cosas por un poco de atención.

Tal vez si Kanye hubiera sido el egocéntrico que todo mundo dice que es, habría publicado una selfie de él rapeando por teléfono a su fan en fase terminal, pero no lo hizo, porque tal vez su concierto privado fue eso, un evento íntimo para una persona a la que le quedaban pocos días de vida.

Tal vez Kanye sea un cretino en el escenario o cuando lo entrevistan, pero también tiene un corazón muy, muy grande que pocas celebridades se han dado el lujo de conservar.

A continuación te ponemos los tuits que destaparon la noble acción del rapero:

El primer tuit habla de que lo que su autora quiere para 2018 es más música de Kanye West.

El segundo indica lo siguiente:

Había una chica en mi pueblo que tuvo cáncer y Kanye la llamó hace algunos días para cantarle. Creo que Kim estuvo allí también. No lo anunciaron en las redes sociales ni nada. Ella murió ayer. Ahora le guardo mucho respeto a él por hacerla feliz en sus últimos momentos.

Y la respuesta que confirmó la historia fue esta, que provino de la cuenta oficial de Kim, esposa de Kanye:

Rezamos por su familia.

No estamos llorando, no. Es que se nos metió un Kanye en el ojo.

#Respect