10 veces en que J.K. Rowling pateó traseros en Twitter

Se vale sobarse...

Además de haber creado un fenómeno editorial que redefinió el significado de best-seller y haber hecho la imaginación de millones de niños y adultos volar, J.K. Rowling también es una reina de la Twitter. La autora británica creadora de Harry Potter, no solo tiene una pluma de oro, sino que también tiene una “lengua de plata”.

 

Ya sea para denunciar la estupidez, o defender sus ideales de tolerancia y solidaridad, seguir a Rowling en Twitter es un agazajo. Por ello les hicimos una antología de 10 tuits que nos hicieron aplaudir de pie y quitarnos el sombrero.

 

Cuando se la aplica a masculinidades heridas:

“La Internet no solo ofrece oportunidades para el abuso misógino, sabes. También se pueden comprar aumentadores de pene discretamente.”

 

O cuando con sarcasmo defendió a Serena Williams contra los que critican su fuerte físico:

“”Está constituida como un hombre”. Sí, mi esposo se ve así en un vestido. Eres un idiota.”

 

Y hablando de la bella Williams, tras dispararse la polémica cuando Noma Dumezweni, actriz negra, fue elegida para interpretar a Hermione en la obra de teatro Harry Potter y el legado maldito, J.K. Rowling defendió la decisión e insistió que el color de piel no define a la genial hechicera:

“Canon: ojos cafés, cabello rizado y muy inteligente. Piel blanca nunca fue especificado. Rowling ama a Hermione negra”

Noma Dumezweni como Hermione en “Harry Potter y el legado maldito”

 

Es sabido que Rowling es aliada de la comunidad LGBT, así que cuando los matrimonios igualitarios se legalizaron en Irlanda, ella celebró la decisión y hasta bromeó con un hipotético matrimonio entre Dumbledore (personaje gay) y Gandalf (interpretado por Sir Ian McKellen, quien también es abiertamente gay):

“Entonces, @jk_rowling quiere que Dumbledore y Gandalf se casen en Irlanda; ¡si eso pasa, WBC se manifestará!”

“Desafortunadamente, la absoluta incredibilidad de esa unión en ese lugar haría explotar sus pequeñas mentes fanáticas desde sus duros cráneos.”

 

Cuando una fan le dijo que no veía a Dumbledore como gay, ella contestó:

“¿Quizá porque la gente homosexual simplemente se ve como… gente?”

 

Un fantasma de islamofobia está recorriendo Europa, y tras los ataques de París de 2015, este sentimiento empeoró. El magnate de los medios (News Corp y 21st Century Fox) Rupert Murdoch declaró que todos los musulmanes debían pedir perdón y hacerse responsables de la tragedia, idiotez que se ganó esta hermosa respuesta de Rowling:

“Yo nací cristiana. Si eso hace de Rupert Murdoch mi responsabilidad, me auto-excomulgaré.”

 

Evidentemente, las claras posiciones políticas de la autora no son del agrado de todo el mundo, pero eso no le quita el sueño:

“Acabo de quemar todos mis libros de Harry Potter después de ser una fan por 17 años. La Piedra Filosofal fue uno de los primeros libros que leí” “Estoy molesta de que haya tenido que ser así… Me avergonzaste, me asqueaste y nunca volveré a leer tu obra #GraciasPor17Años”

“Supongo que es cierto que lo que dicen: puedes guiar a una chica hacia libros sobre el ascenso y caída de un autócrata, pero aún así no podrás hacerla pensar.”

 

“Me alegro de haber encontrado este artículo en Yahoo. Ahora yo quemaré mis libros y mis películas [de Harry Potter] también”

“Bueno, los gases de los DVDs podrían ser tóxicos y aún tengo tu dinero, así que por supuesto te presto mi encendedor.”

 

Por si no era tan evidente, los anteriores tuits de “fans” fueron respuestas a sus críticas en contra del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. No es por hacer menos el ingenio de Rowling pues, aunque le arda a los partidarios de Trump, el chiste se cuenta solo:

“Tú, chiquito, chiquito, chiquito pequeño hombre”

 

Y por último, pero no por eso menos importante, amamos a Rowling por su amor a las nutrias:

“‘¿Qué te gustaría hacer si no fueras una escritora?’ Una pesadora de nutrias.”