¿Qué es el Invisible Box Challenge y por qué enloqueció a tantos?

Es un reto viral que acaba de surgir en internet y que es tan fácil de hacer que puedes intentarlo ahora mismo.

Por fin un reto que no es tan inútil y que requiere más fuerza que estupidez para concretarlo.

Se trata del Invisible Box Challenge o Reto de la Caja Invisible, y consiste en fingir que pones uno de tus pies sobre una caja invisible para luego “saltarla”.

Como te imaginarás, este reto requiere de una excelente coordinación y músculos fuertes capaces de sostener tu cuerpo en una posición que da la ilusión de que tu pie está sobre una caja invisible de unos 30 centímetros de alto.

Según algunos expertos, las y los porristas, los que hacen yoga o Pilates, los atletas y bailarines son quienes más preparados estarán para cumplir el reto.

Olvídate del peligroso Reto de la Canela en Polvo o el del Ice Bucket, lo de hoy es el Invisible Box Challenge y te vamos a enseñar cómo hacerlo.

Cumplirlo no es fácil y requiere de varios intentos para dominarlo. ¿Estás listo?

Imagina la caja

Si no tienes una caja cerca, entonces imagínatela. Cierra los ojos y visualiza ese contenedor. Es de unos 30 centímetros de alto y resistirá lo suficiente como para soportar tu peso.

Abre los ojos, la caja imaginaria sigue allí. Ahora reposa uno de tus pies sobre ella. Siéntela y siéntete cómodo con el objeto que tu mente acaba de crear.

Concentra tu fuerza en los músculos

Ahora, con tu pie sobre la caja imaginaria, intenta “saltarla” sin mover el pie que decidiste apoyar sobre el objeto.

Si no te sale a la primera, debes practicar hasta que el truco te salga. El secreto está en usar los músculos de tus muslos y el abdomen para mantener tu pie apoyado en la caja imaginaria.

Ve poco a poco

Si la primera caja imaginaria es muy difícil de saltar, imagina una más pequeña.

Comienza elevando cualquiera de tus pies a una altura cada vez mayor para irte acostumbrando al salto.

Practica con una caja real

Si tu imaginación no da para más, entonces ve por una caja o un tabique y practica con ella hasta que sepas qué músculos debes usar para que el truco te salga bien.

Así, amigo mío, podrás unirte al único reto de internet que sí requiere de cierta pericia para lograrlo.

¿Estás a la altura del Invisible Box Challenge?