Internet está llorando la muerte… del bigote de Superman

Dawn of Bigote

Quizá esto sea el peor spoiler de todos y quizá nos odien por esto, pero es un secreto tan mal guardado que ya es parte del conocimiento colectivo y hasta se incluirá en los libros de texto gratuito de la SEP [no’e cierto]: Henry Cavill, el actual –aunque fallecido– Superman, estará en Justice League. Spoiler alert… ups, muy tarde. Sin embargo, Cavill ha tenido que regrabar sus escenas portando un elegante bigote que tendrá que ser removido digitalmente e Internet está enloqueciendo… por el bigote de Superman que pudo ser, pero no fue.

 

Bigote Imposible

La agenda de Henry Cavill estaba perfectamente organizada. Después de filmar su “aún no oficial” participación en Justice League, cambiaría de set para filmar Misión Imposible 6. Sin embargo, con la ausencia de Zack Snyder en la silla de director y su sustitución por Joss Whedon, el padre cinematográfico de Buffy y los Avengers, la cinta sobre la formación de la Liga de la Justicia tuvo que regrabar múltiples escenas en su post-producción.

 

El personaje de Cavill en Misión Imposible 6 usa bigote y no se lo puede rasurar. Tradicionalmente Superman no usa vello facial, ergo, el bigote de Cavill tendrá que ser removido digitalmente.

 

Sin bigote no hay paraíso

Ni tarda ni perezosa, Internet se alucinó en vez de procesar dignamente el luto por el Superman bigotón. Aunque el bigote real de Cavill será digitalmente borrado, los cibernautas se dieron a la tarea de perpetuarlo con la misma herramienta que le dará triste fin.

Incluso editaron varios momentos de Batman v Superman: Dawn of Justice para conmemorar lo que hubiera sido esa película con un super-bigote e imaginar un hermoso mundo posible donde Superman usa bigote.

Lamentablemente, con o sin bigote, la película sigue dejando qué desear.

 

El canon del bigote

Otros usuarios subrayaron el hecho de que, aunque no es un look recurrente, el bigote es canónico en Superman… más o menos.

 

Más menos que más…

 

Sea como sea, nunca te mueras Internet.

 

 

 

Vía Polygon