JAJAJÁ: Una influencer regaña a sus seguidores porque su propia marca fracasó

Nadie de sus supuestos 2.6 millones de seguidores le compra nada.

Con 2.6 millones de seguidores, la influencer Arii no logra vender sus productos, según confesó en su cuenta de Instagram.

El mundo de las redes sociales está en constante cambio, tal como nos lo demuestra el caso de Arii, una joven influencer que a pesar de tener 2.6 millones de seguidores en Instagram, no logra vender los 252 productos que acordó con una marca comercial.

La noticia fue anunciada por la estrella de internet en su cuenta de Instagram:

Imagen: @arii/Instagram

“Puse todo mi corazón en esto. Para la sesión de fotos tuve que traer de fuera a un fotógrafo y un maquillador, lo tuve que planear con semanas de antelación y por suerte tuve la suerte de contar con amigas que posaron para mí. Alquilé un estudio fotográfico enorme para ese día para que pudiera contar con el mayor número de fotos y videos promocionales”.

Ay, pero qué triste, de veras.

“Me he vuelto súper irrelevante, ya sabía que iba a ser difícil, pero estaba recibiendo tan buena retroalimentación que (pensé) que la gente los amaba y los iba a comprar”.

Posteriormente, Arii aclaró que ella jamás ha comprado seguidores (ajá) y que si contó su historia es para ser transparente con aquellos que están al pendiente de su vida.

Foto: @arii/Instagram
Imagen: @arii/Instagram

En respuesta, un usuario de Instagram comentó la publicación: asegura que él es experto en marcas internet y que seguramente Arii compró la mitad de sus seguidores, ya que 200 a 300 comentarios para una cuenta que supuestamente cuenta con 2.6 millones de seguidores es demasiado poco.

Imagen: @arii/Instagram

Por lo que todo parece indicar que la influencer cayó en sus propias mentiras.

Foto: Televisa