El incómodo encuentro entre Angelina Jolie y Jennifer Aniston en los Golden Globes

Las premiaciones de Hollywood siempre han sido un gran momento para el chisme sin sentido… y este año no fue la excepción. ¿Se acuerdan de Brangelina? Si no recuerdan esta...

Las premiaciones de Hollywood siempre han sido un gran momento para el chisme sin sentido… y este año no fue la excepción.

¿Se acuerdan de Brangelina? Si no recuerdan esta ingeniosísima contracción de los nombres de Brad Pitt y Angelina Jolie es porque vivieron en un hoyo durante los dosmiles.

No era cosa completamente banal, imagínense: dos heterosexuales hermosos, ricos y al borde del hedonismo decidieron tener sexo en una película en la que interpretaban a marido y mujer. Así es, era 2005, el verano del amor y Sr. y Sra. Smith era algo que nos importaba ver. Tiempos aquellos…

Y así, de esta extrañísima coincidencia de la farándula, se acabó para siempre el matrimonio de la pareja ideal de los noventa, la de Jennifer Anniston con Brad Pitt (¿Tenían nombre de pareja esos dos o siempre estuvieron condenados al fracaso?).

Ya saben de a cómo se vende el kilo de abulón: drama, divorcios, tabloides, cara de odio de Angelina Jolie, cara de venganza de la Anniston, comidilla, cotilleo, chisme chido, olvido en el tonayan…

¿Qué pasó después? Pues nada, ¿qué iba a pasar? Brad Pitt y Angelina Jolie adoptaron a una cantidad obscena de niños procedentes de todas las culturas del mundo; Jennifer Anniston siguió con su vida de famosa millonaria y acabó casándose con nada menos que el policía más sexy de la televisión, don Justin Theroux.

Todos pensarían que ahí quedó la cosa y que cada quién podía ser feliz en sus mansiones con sus cenas multiétnicas, pero claro que tendríamos más delicioso drama. Porque al parecer, a pesar de sus respectivos maridos sexis, Jolie y Anniston se detestan a muerte.

Y, por eso, intentan evitarse en todos los eventos a los que son invitadas.

Fue también el caso para la edición 2018 de los Golden Globes Awards en la que Angelina desfiló por la alfombra roja y Aniston prefirió aparecer directamente dentro del recinto.

Sin embargo, todas estas precauciones fueron insuficientes para acabar con los momentos incómodos…

El momento incómodo entre las actrices este año puede ser considerado como una verdadera estupidez ociosa o como un viejo caso de qué-perra-mi-amiga-la-pasivo-agresiva.

La cosa estuvo así, Jennifer Aniston subió al escenario para presentar un premio junto a Carol Burnett. Durante la presentación del premio (que acabó en manos de la genial Elizabeth Moss por la gran serie The Handmaid’s Tale), se pudo apreciar que Angelina Jolie no se dignaba a dirigirle la mirada a su acérrima rival…

Y las redes sociales también notaron la cara de chisme y juicio de Dakota Johnson (la actriz que nadie recuerda y que sale en una película sobre sexualidad para señoras aburridas que es culpable de un espléndido genocidio de neuronas) al notar el desprecio de Jolie.

No pasó nada más, en verdad y es posible que Angelina, simplemente, estuviera retocando su maquillaje mientras Johnson veía dónde había quedado la Moet… Pero como en estos páramos del internet nos aburrimos a pesar de los videos de gatitos, ya hay toda una historia dramática alrededor del inocuo momento.

¿Ustedes qué piensan?

¿Fue un momento de desprecio o una mala coincidencia de fotografía? ¿Se odiarán tanto como dicen los tabloides? ¿Si John Voigt es su padre, Angelina se convertirá también en una republicana psicópata con cara de perro? ¿Si sigue adoptando niños podrá formar una nación independiente? ¿Seinfeld debió durar más que Friends?

Tantas malditas preguntas por una estupidez…. y apenas es lunes.