¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Fans de Rick y Morty se fueron contra McDonalds por culpa de la salsa Szechuan

Los seguidores de Rick y Morty fueron a buscar oro y no obtuvieron salsa

“¡Queremos la salsa! ¡Queremos la salsa!” gritaban en cólera personas que habían estado formadas por más de 4 horas afuera de distintos puntos de McDonalds en los Estados Unidos. ¿La razón? Ese día venderían de forma limitada la salsa Szechuan que había sido mencionada en la serie Rick y Morty. Sabían que iba a ser difícil conseguirla, pero de hecho fue imposible.

Pero empecemos por el principio. Todo comenzó cuando en el primer capítulo de la tercera temporada de Ricky y Morty nos enteramos que la vida de Rick Sanchez cambió con la salsa Szechuan, que vendía McDonalds.

Incluso al final del capítulo Rick aseguraba que uno de sus objetivos de vida sería encontrar más salsa Szechuan, aunque le llevara nueve temporadas lograrlo.

La salsa Szechuan no es una invención de la serie. En 1998 para promocionar la película de Mulan, Disney y McDonalds sacaron esta salsa oriental para acompañar a los nuggets. La salsa terminó cuando terminó la promoción de la película. Nunca se volvió a saber de ella… hasta ahora.

Los fans de la serie se emocionaron tanto con este dato, que crearon una campaña para traerla de regreso. McDonalds empezó a jugar con esa idea al regalarle a Dan Harmon y Justin Roiland, co creadores de Rick y Morty, botellas de esta salsa que encontraron en la dimensión C-1998M, donde todos los días son 1998. Las botellas traían la advertencia de no dársela a científicos locos acompañados por su nieto adolescente. También regalaron algunas de estas botellas a unos afortunados fans.

Después de esto, la compañía anunció lo que todos estaban esperando: el 7 de octubre lanzarían en los McDonalds de Estados Unidos una edición limitada de mil sobres con salsa Szechuan, acompañada de un póster edición especial y stickers.

Nunca imaginaron las proporciones que alcanzaría esta promoción. Una gran cantidad de fans de Rick y Morty se formaron en distintos McDonalds durante HORAS para probar la salsa Szechuan.

Algunos suertudos tuvieron la fortuna de alcanzar la preciada salsa.

El problema es que en las sucursales solo tenían de 10 a 20 sobres… y otras ni sabían de la promoción.

Incluso canadienses viajaron al país vecino por la salsa, solo para regresar decepcionados y con las manos vacías.

Tras conocer que no había ni salsa, ni pósters, ni stickers, para los que estuvieron esperando por más de cuatro horas, empezaron las protestas exigiendo más salsa.

Los empleados de McDonalds no tuvieron otro remedio que llamar a la policía para calmar la situación.

Justin Roiland expresó su desagrado por la forma en la que McDonalds trató este problema.

En sitios web ya se está subastando la salsa en presentaciones desde los 0.5 mililitros hasta precios que… bueno sería mejor donar un riñón.

A la compañía no le quedó más remedio que disculparse y, tras todo el problema, prometió que próximamente habría salsa Szechuan de forma ilimitada en todos los McDonalds en Estados Unidos.

Moraleja: nunca subestimes el poder de una serie, ni de sus seguidores.