¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Familia de gorditos pasa seis meses en el gimnasio y se transforma

Esta nota es para los que creen que ir al gimnasio no sirve para nada y es solo para gente vanidosa.

¿Te desesperas muy rápido porque crees que el gimnasio es una pérdida de tiempo? Pues mira esta historia de una familia que decidió darle un giro a su vida y hacer ejercicio todos los días durante medio año.

Jesse es un fotógrafo chino de 32 años que un día decidió que bajar de peso sería buena idea.

Sin embargo, en lugar de meterse al gimnasio solo, decidió ayudarle a su familia a mejorar su estilo de vida, así que invitó a sus padres y a su esposa para hacer lo mismo.

Jesse documentó todo el proceso de transformación a lo largo de seis largos meses para enseñarle al mundo su progreso.

El resultado de este esfuerzo nos dejó con la boca abierta.

Antes de entrar al gimnasio la familia sufría de sobrepeso y su físico era lamentable, pero después de medio año de ir a correr, asistir al gimnasio todos los días y comer de una manera mucho más saludable, sus cuerpos se tornearon e inflaron, pero no de grasa, sino de músculo.

En seis meses la grasa abdominal de toda la familia desapareció completamente y lo que eran aguados estómagos, acabaron por convertirse en pétreos cuerpos marcados por el ejercicio.

Entrar al gimnasio juntos no solo les permitió mejorar su apariencia y estado de salud, sino también fortalecer sus vínculos afectivos.

Jesse dice que antes de entrar al gimnasio su padre era alcohólico, pero luego de los primeros meses de actividad física, el señor comenzó a sentirse más alegre con la vida.

Ahora que la familia vio resultados, dice que no dejará su nuevo estilo de vida y que el buen comer y la actividad física es lo que los mantiene unidos durante una de las fases más importantes de la vida de Jesse y su esposa: el nacimiento de su primer hijo.

Tal vez esta sea una excelente idea para comenzar el año nuevo con el pie derecho.