Sobrevivieron cinco meses a la deriva en ¡aguas infestadas de tiburones!

Dos mujeres y sus perros lograron pasar más de 150 días en medio de la nada sin más que las pocas provisiones que llevaban a bordo.

Hace unas horas la Marina de Estados Unidos realizó un rescate de lo más insólito, el de dos mujeres y sus perros que habían pasado más de 150 días a la deriva sin más alimento que el que llevaban cuando zarparon.

El feliz hallazgo de las marineras sucedió en algún punto del Océano Pacífico, donde Jennifer Appel y Tasha Fuiava pasaron cinco largos meses después de que salieron de un muelle de Tahití el pasado 3 de mayo.

Una vez rescatadas, las mujeres y las mascotas que las acompañaban, contaron que una vez que se habían adentrado en el océano, el motor de su barco sufrió un fallo y el mástil se hizo añicos.

Las supervivientes dijeron que no habían podido contactar a nadie para que las rescatara porque tuvieron la mala fortuna de que el único teléfono que tenían a bordo había caído por la borda el primer día del viaje.

El barco en el que iban había salido originalmente de Hawái (US Navy)

¿Es neta?

Resulta que el viaje de las marineras comenzó a salir mal cuando su barco se topó con una borrasca durante el primer mes en alta mar.  Luego de atravesar dicha tempestad, las mujeres intentaron enviar señales de socorro, pero nadie acudió a su rescate.

“Era deprimente,” recuerda Appel. “Lo único que pudimos hacer fue usar lo que teníamos en el barco”.

Una vez que fueron atendidas por personal del USS Ashland de la Marina de Estados Unidos, ellas relataron que habían sobrevivido con base en una dieta de pasta, arroz y avena.

Cuando se les preguntó cómo habían conseguido el agua que necesitaban para mantenerse hidratadas, contestaron que llevaban purificadores de agua a bordo, lo que les permitió beber el agua de mar sobre la que flotaban.

Pasaron 150 días a la deriva (US Navy)

Ellas contaron que de todos sus problemas uno las aterraba más que el resto: el mar que navegaban estaba infestado de tiburones. “Por las noches los tiburones más grandes usaban el casco de nuestro barco para enseñarle a cazar a los más jóvenes”.

Abas aventureras fueron rescatadas por el USS Ashland (US Navy)

La horrorosa odisea terminó cuando un barco pesquero con bandera de Taiwán avistó la embarcación de las aventureras a más de mil 600 kilómetros de las costas de Japón. Una vez que los pescadores dieron aviso a la guardia costera de Guam, esta envió al navío más cercano, el USS Ashland, con bandera estadounidense, a rescatarlas.

En un comunicado emitido por la Marina, Appel agradeció la labor, tanto del pesquero que había dado aviso de su presencia en alta mar, como del personal del barco estadounidense que las rescató.

Por ahora la aventura de ambas mujeres y sus perritos llegó a su fin, pero aún tendrán que permanecer a bordo del navío estadounidense hasta que llegue al próximo puerto.

Escuchar de periplos como este -y que tengan final feliz- son siempre bienvenidos en este mundo lleno de noticias desagradables.