Descubre a los mejor y peor vestidos de los Grammys 2018

La 60 entrega de los Grammy al fin llegó y con ella la oportunidad de ver a nuestros artistas favoritos con sus garras más arriesgadas.

Esta vez el accesorio estrella fue una rosa blanca, como símbolo de apoyo y solidaridad hacia las víctimas de violación o acoso sexual.

A manera de empatía con los movimientos #MeToo y #TimesUp, los famosos llevaron la rosa blanca en la bolsa del saco, como pin y hasta en la mano.

Y bueno, ya entrados en la gala decidimos recopilar a los famosos que más llamaron nuestra atención, tanto por su estilo como por sus fails.

Comenzamos con Lady Gaga, que optó por un look darks con transparencias, peinado de Daenerys Targaryen y pin de Time’s Up.

Camila Cabello dejo a todos con la boca abierta gracias a su vestido de emoji bailando flamenco, no nos malinterpreten, se ve increíble.

La presentadora Anna Kendrick también nos conquistó combinando su traje con un sexy bralette.

Aunque Kristin Cavallari le robó el look a Rihanna del 2014, fue una de nuestras favoritas.

Sin duda Zayn Malik se ganó nuestro corazón y de paso el premio al mejor vestido, gracias a la rosa blanca bordada en su saco.

La gran perdedora de la noche fue SZA al no ganar ni un sólo Grammy de sus 5 nominaciones, sin embargo, nosotros le ponemos estrellita a su vestido vaporoso, parece una sirena.

La tía Pink fue uno de los fails, con su vestido de Tío Cosa punk.

Por su parte, Cardi B debutó en sus primeros Grammys a lo grande, con vestido de pastel con un chingo de merengue alv princesa que no nos encantó.

Hailee Stenfield lo estaba haciendo bien hasta que decidió ponerse sus botas moradas metálicas espaciales.

Jaden Smith prefirió no echarle ganas a su look y mejor hacerse publicidad, al enfundarse de pies a cabeza con ropa de su propia marca (lol).

Para finalizar, no podíamos dejar fuera a Joy Villa, quien el año pasado hizo el ridículo con un vestido pro Trump y esta vez decidió disfrazarse de princesa “anti aborto”. Ya 1ootc tía.