¿Cuál es mejor?, ¿Día de muertos o Halloween?

¿Oyen eso? es el aullido del lobo, bueno, realmente es un perro de azotea pero ustedes entienden, ha llegado la época en la que los niños quedan traumados por ver películas no aptas para su edad, hombres y mujeres aprovechan para vestirse de manera sensualmente estúpida y los super mercados comienzan a poner en los anaqueles la mercancía de Navidad… es otoño, época en la que se celebran el Día de Muertos y la Noche de Brujas mejor conocida como Halloween.

Como te ves me vi, como me ves te verás (AP Photo/Rebecca Blackwell)

¿Pero cuál es mejor? demos una macabra mirada a estas dos tradiciones. La perdedora será arrojada a los hombres lobo… o nahuales, ustedes decidan.

Visitas a los muertos… o los muertos que nos visitan

Tanto del lado prehispánico como del español era costumbre visitar los panteones para visitar a los muertos. Para ambas culturas el trato con un ser amado muerto no es algo espeluznante sino un detalle que permite recordar a las personas que dejaron un gran impacto en nuestras vidas. Mayas, Purépechas, Nahuas y otras culturas mesoamericanas con miles de años de antigüedad realizaban ritos para recordar a sus muertos y celebraban banquetes en su honor.

Calaverita creada a partir de botellas de plástico (AP Photo/Rebecca Blackwell)

Hoy en día se acostumbra llevar estos banquetes a las mismas tumbas de los seres queridos y celebrar con ellos con sus platillos favoritos, luces, altares coloridos y la compañía de la familia más cercana.

Cementerio de San Gregorio a las afueras de la CDMX, iluminada por las ofrendas de Día de Muertos. (AP Photo/Marco Ugarte)

Halloween por su lado no tiene ningún tipo de interacción con los panteones, aunque hoy en día se está poniendo de moda realizar visitas guiadas a cementerios tenebrosos, no es una tradición ni representa gran cosa para las prácticas de la época.

¡Punto para Griffindor! digo, para Día de Muertos.

Adornos y otros elementos visuales

Los adornos y la atmósfera conforman quizá la categoría donde se produce el verdadero choque de estos dos titanes de las fiestas. Ambas tienen elementos muy representativos.

La ofrendas mexicanas están cargadas de colores, sabores y aromas

Calabazas talladas (Jack o`lanterns), murciélagos, fantasmas y telarañas son parte inseparable de la noche de brujas. En cuanto uno de estos cuelga de la fachada de una casa sabes que es la hora de prepararse para la llegada de los espíritus chocarreros. Esto ha evolucionado con el paso de los años, ahora puedes encontrar partes de cuerpos cercenados, zombies e insectos fotorrealistas para adornar tu casa de una forma más a lo siglo XXI.

Levante la mano quien quiso hacer una calabaza tallada y fracaso rotundamente (Foto: Pinterest)

Los altares dedicados a los muertos aportan algo totalmente diferente a los ofrecido por Halloween, el papel picado y las veladoras se conjugan con un mar de elementos: fotos de los difuntos, el olor del incienso, la comida, todo llena la casa con un aura de misticismo y familiaridad.

Las veladoras, los arreglos florales y el copal llenan el aire con una ambiente místico, festivo pero a la vez respetuoso (AP Photo/Jose Luis Magana)

Parecería que de las dos propuestas Halloween sería la que más abogaría por la temática del terror, sin embargo, es el camino de flores de cempasúchil, la flor anaranjada, la que le da el gane a la tradición mexicana.

Pásenle a lo barrido… e iluminado (Foto: Pinterest)

La razón es sencilla, pues ese es el sendero por el cual las almas transitarán hasta sus casas, guiados por su vibrante color anaranjado para convivir con sus seres queridos pero… ¿Que pasaría si llegaran a extraviar su camino? ¿O que sucedería si un alma equivocada y extraña fuera la que aceptara la invitación para comer?

Sean todos bienvenidos (Foto: Flickr)

Por otro lado, existen aquellos que prefieren los sustos y el aire excitante que impregna el Halloween en las calles… tal vez en lo que respecta a adornos hay un empate. Dependerá del gusto de cada quién (aunque en nuestros corazones están más chidos los de Día de Muertos).

Comida para los no-muertos

La comida es una categoría en donde no hay a donde hacerse.

Algunos dulces de colección valen la búsqueda (Foto: Pinterest)

Mientras que las marcas de dulces se esfuerzan por lanzar golosinas de edición especial para Halloween, la verdad es que nada tienen que hacer contra el pan de muerto, las calaveritas de chocolate y la comida casera que se pone en las ofrendas para satisfacer el gusto de los muertitos. Punto para el Día de Muertos.

Pan de muerto hecho con nata (Foto: Pinterest)

Disfraces

La idea de disfrazarse para halloween surge de tradiciones paganas que hacían referencia a trajes ceremoniales, algunos siglos después tenemos la excusa para gastar dinero que no tenemos en trajes que usaremos una vez cada año.

Ninguno de tus disfraces podrá superar al de este perro (AP Photo/Jennifer S. Altman)

Por supuesto, a los únicos e independientes les encanta “mexicanizar” esta tradición mestiza con sus disfraces de “Catrina” o “Catrín” pero eso no quita que disfrazarse como monstruo o mujer en lencería sea una idea llegada del  norte.

Las catrinas y los catrines se han vuelto cada vez más populares en las fiestas en honor a los muertos (AP Photo/Esteban Felix)

Punto para Halloween.

Películas

En esta categoría el Halloween tiene una gran ventaja. Prácticamente toda la industria de Hollywood prepara sus mejores lanzamientos de cine de horror para esta fecha.

Existen muchas películas clásicas de terror diseñadas para ser vistas en Halloween tales como Pumpkinhead, La saga The Howling y, por supuesto, la colección de películas de la homónima serie: Halloween, protagonizada por el asesino serial Michael Myers.

El Día de muertos mexicano no ha sido explorado en sí como el tema principal de alguna película, se podría decir que El Cadaver de la Novia tiene tintes de esta fiesta pero no existe un film que sea icónico de la época. Esperamos que pronto con la llegada de Coco de Pixar eso cambie.

Punto para Halloween

 

Veredicto

Ya lo vieron mis demonias y diablillos, en el marcador de erizos el Día de Muertos gana por 3-2 (aunque técnicamente haya sido un empate), sin embargo, hemos decidido seguir celebrando ambas fiestas… ¿QUÉ?

Muchos dicen que los mexicanos no deberíamos de celebrar Halloween, que lo nuestro realmente es el Día de muertos. Pero ¿por qué no celebrar ambas? Incluso se van de corridito, del 31 de octubre al 2 de noviembre.

Altar de día de muertos pagado con todo lo que le gustaba al “muertito” (Foto: Pinterest)

“No es una tradición mexicana,” escuchas decir a tu tía que no te deja salir a pedir tu halloween cuando eres morro. Pues no, pero ese no es el punto. Chayanne no es mexicano y tu tienes todos sus posters tía. Santa Claus no es mexicano y todos le están pidiendo en Navidad…es más, la Navidad tampoco es de aquí y ahí están todos celebrándola.

Mientras se escuche reír a los niños, ¿Qué importa si son brujas o muertitos? (Foto: YouTube)

A ver, los días de los muertos son producto de una mezcla de costumbres, no son ni  100% indígenas ni son 100% aporte español, como muchas otras fiestas nacionales, absorbió elementos prehispánicos y los empanizó con harina cristiana para que la gente se convirtiera más fácil a una nueva fe. El resultado es un ente de varias cabezas a las cuales ya nos hemos acostumbrado.

Incluso en localidades con gran apego a las costumbres originales se han agregado elementos nuevos (Foto: Pinterest)

Ambas celebraciones tienes motivos diferentes, su propio colorido, y lo mejor es que estos se pueden combinar para crear una amalgama tanto respetuosa con quienes se han ido como divertida para los que aún estamos en este mundo.

Juntos pero no remuertos

¿Porqué combinar dos tradiciones totalmente diferentes? Porque justo ambas tradiciones nacieron de combinar tradiciones previas. Halloween y Día de muertos es el resultado de costumbres locales (druidas o mesoamericanas) con costumbres importadas (en ambas llegó el cristianismo pero de diferentes modos). Así que si ya les pasó una vez ¿sería una locura pensar que les volverá a pasar?

La muerte no distingue nacionalidades (Foto: Instagram)

Con información de: sus abuelitos… les mandan saludos