Youtuber es condenado a libertad condicional por jugar Pokémon Go en iglesia

Un estudiante de 22 años fue condenado a tres años de libertad condicional en Rusia por jugar Pokémon GO en una iglesia.

El youtuber llamado Ruslán Sokolovski fue encontrado culpable de transgredir varios artículos del Código penal de Putin, como ofender los sentimientos religiosos de los fieles de dicha iglesia, la incitación al odio, hostilidad y humillación de la dignidad humana (OMG), todo esto según el tribunal de Yekaterinburg.

¿Pero cómo terminó Ruslán ahí? Resulta que en 2016 se le ocurrió que era buena idea cazar pokemones en la catedral de la Sangre de Yekaterinburg, un templo que fue construido en el lugar donde fusilaron al zar Nicolás II y a la familia imperial rusa.

El gamer no sólo jugó Pokémon GO, también grabó la partida y la subió a su canal, pronto la gente comenzó a interesarse en dicho clip y descubrieron que Sokolovski había subido otros nueve videos en los que además se pronunciaba a favor del ateísmo.

Pero eso no es todo, cuando comenzaron a investigar al jugador descubrieron en su casa un “bolígrafo espía” que tenía una cámara oculta y no tenía licencia, así que también se le acusa del “tráfico ilegal de equipamiento técnico especial”.

En el juicio se pedía que Sokolovsky fuera condenado a tres años medio de cárcel, pero cómo se disculpó por haber ofendido las creencias religiosas su condena será más leve.

Sólo tendrá que eliminar los videos, no podrá asistir a actos masivos (adiós conciertos) y tendrá que cumplir tres años de libertad condicional, presentándose continuamente en la comisaría.

Al menos no tendrá que sufrir como las integrantes de Pussy Riot cuando fueron encarceladas en 2012 por cantar contra Putin en una iglesia.

Vía: Eurogamer