Changarros que sólo podrían existir (y ser comprendidos) en México

Hay talento, sólo falta apoyarlo

Nosotros no nos damos cuenta porque somos mexicanos, pero si por un momento nos pudiéramos desdoblar y ver a nuestro país desde los ojos de un extranjero nos daríamos cuenta que nuestro México es un sitio mágico-cómico-musical en donde nada tiene sentido.

Y es que para entenderlo hace falta tener cierta jiribilla, esa que sólo se obtiene con años de: viajar en Metro, comer tacos, nadar en Caleta y Caletilla, saberse la porra del “chiquitibum ala bim bom ba”, tomar refresco en bolsa, y un larguísimo etcétera.

A continuación, una muestra de cómo funciona el ingenio mexicano, con estos peculiares negocios cuyos nombres, o giro al que pertenecen, sólo puede ser entendido por un compatriota:

¿Quieren tener el cuerpo estilo “Michelin” de John Cena?

Los Sánchez son unos loquillos:

Aquí dejan “perrón” al firulais (perdón por el chiste de señor).

No se te olvide traer tu INE:

“Sólo por hoy, no cenaré garnachas”

La versión chida, pero austera, de “Cuidado con el perro”

Para tu hambre nivel Súper Saiyajin Nivel Dios

Qué gran servicio a la comunidad:

Todos unidos contra los vegetarianos:

Tacos con mucha clase:

¡Vamo!

“El Gudy” es tu amigo fiel:

De seguro tienen menos calorías que un frapuccino venti con crema batida y chispas de chocolate:

Este bar te dejará satisfecho.

Para los muertitos de Coapa:

Su especialidad: Los tacos de tripa

El poder de Thor no proviene del martillo…

Moda con harto rock:

Tantita madre 😛