¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Casual, este predicador pide a sus seguidores que le compren un jet de 54 millones de dólares

En Lousiana, un predicador evangelista dice haber recibido una misión de Dios: comprar un jet privado.

El televangelista que tuvo la epifanía se llama Jesse Duplantis y ya tiene tiene tres jets, pero, según él, Dios vio su colección incompleta y le pidió que se haga de un Dassault Falcon 7X.

Duplantis ya posee un un Cessna Citation 500, un IAI Westwind II y un Dassault Falcon 50, comprados con el dinero de sus seguidores.

¿Por qué necesitaría otro avión? “Todo lo que va a hacer es contactar personas, llegar a las personas, cambiar vidas de alma en alma“, argumentó Duplantis sobre la necesidad de otro jet.

Y remató con una frase de un cinismo sin precedentes:

“Creo que si Jesús estuviera físicamente en la Tierra hoy, no estaría montado en un burro”, agregó con una sonrisa.

El caso de Duplantis no es algo aislado. En 2015, el pastor Creflo Dollar pidió 60 millones de dólares para un jet Gulfstream G650. Y al inicio del 2018, el predicador Kenneth Copeland adquirió un jet Gulfstream V.

Estas ostentosas adquisiciones a expensas del dinero de los feligreses van de acuerdo con una tendencia entre ciertos ministros religiosos, la llamada teología de la prosperidad. De acuerdo con esta perspectiva, las cosas agradables como los jets y los autos y el dinero son la manera de Dios de bendecir a las personas por una vida fiel.

En Erizos respetamos las creencias de cada quien, pero creemos que estos pastores tal vez son un poco demasiado encajosos.

Vía CNN en Español